Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Centenares de personas muestran su apoyo a Garzón a las puertas de la Audiencia Nacional

Cientos de personas apoyan a Garzón a las puertas de la Audiencia NacionalReuters
La concentración, que no contaba con autorización, fue convocada para esta tarde a través de las redes sociales. Pasadas las 20.00 horas, los manifestantes cortaron al tráfico la calle Génova, sin que los agentes de la Policía Nacional intervinieran para impedir este extremo.
Los manifestantes portaban pancartas con mensajes de apoyo a Baltasar Garzón y contra la justicia española, y también algunas banderas republicanas. La pancarta que encabezaba la concentración rezaba: 'Contra la impunidad. Solidaridad con las víctimas del franquismo'.
Entre los manifestantes se encontraba el coordinador general de IU, Cayo Lara, que ha lamentado la "pésima" imagen transmitida por el CGPJ y el Tribunal Supremo por sus actuaciones contrarias a Garzón, "un juez que se ha jugado la vida para perseguir torturas y asesinatos" y que, según este dirigente, ha sido "condenado" en su propio país "por atender a familias que querían encontrar a sus desaparecidos".
Llamada a la rebeldía
Por su parte, el diputado de IU Gaspar Llamazares se ha declarado "en rebeldía" contra la resolución del Consejo General del Poder Judicial que ha separado de sus funciones al juez Baltasar Garzón y no la va a "acatar" por considerarla un "linchamiento político que poco o nada tiene que ver con la Justicia".
"Seguiré llamando 'Su Señoría' al juez Garzón porque se ha cometido un linchamiento político que menosprecia al Parlamento y es una afrenta a las víctimas del franquismo", ha afirmado el ex coordinador general de IU en una rueda de prensa en Gijón.
Llamazares ha hecho además "un llamamiento a la rebeldía" de las organizaciones sociales y políticas y ha exigido al Gobierno "que adopte las medidas necesarias para que este tipo de cosas no vuelvan a ocurrir porque desprestigian a la Justicia y a la democracia española en el mundo".