Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Críticas a Reino Unido por su censura a la libertad de expresión en Internet

Un grupo anticensura acusó a Occidente de doble estándar, y citó al Gobierno británico que consideró bloquear las redes sociales durante  los recientes disturbios en Londres.Archivo Reuters

Reino Unido ha recibido críticas por considerar imponer frenos a los medios sociales durante los recientes disturbios del pasado verano. 

Un grupo anticensura acusó a los países occidentales de doble estándar, indicando que el primer ministro británico David Cameron brevemente consideró restringir las redes sociales online tras los disturbios que se produjeron en distintos puntos de Inglaterra en agosto.
"Es muy fácil defender este caso de derechos humanos contra dictadores de todo el mundo, pero en cuanto nuestra estabilidad al modo occidental se pone en cuestión, entonces la libertad de expresión es prescindible.
Debería haber una norma para todos, incluyendo los gobiernos occidentales", dijo John Kampfner, consejero delegado de Index on Censorship, a la conferencia.
Mientras el ministro de Exteriores británico, William Hague, en su discurso criticó a los países que bloquean Internet para aplacar las protestas.
Vimos en Túnez, Egipto y Libia que cortar Internet, bloquear Facebook, interrumpir Al Jazeera, intimidar a periodistas y meter en la cárcel a blogueros no crea la estabilidad o hace que se esfumen las quejas (...) La idea de libertad no puede contenerse tras los barrotes, no importa lo fuerte que sea el candado", dijo en el evento que reúne a Ministros, ejecutivos de tecnología y activistas de Internet de todo el mundo.
Mientras los países occidentales temen el robo de propiedad intelectual y los ataques informáticos, gobiernos autoritarios como China y Rusia están alarmados por el papel que Internet y los medios sociales han desempeñado en las protestas que han sacudido el mundo árabe este año.
Unos 60 países, entre ellos representantes de China, Rusia e India así como líderes de la industria como Jimmy Wales, fundador de la Wikipedia, o Joanna Shields, ejecutiva de Facebook.
Una sesión a puerta cerrada de la conferencia abordará el aspecto que ha acaparado más atención: las amenazas a la seguridad internacional.
El año pasado se registró un dramático incremento en el número de ciberataques vinculados a gobiernos, desde aparentes intentos de robo de datos en el Fondo Monetario Internacional y otros lugares, de los que a menudo se ha culpado a China, o el ataque con el gusano informático Stuxnet al programa nuclear de Irán, vinculado a Israel y EEUU.