Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castilla La Mancha suspende las reuniones con el PP para el traspaso de poderes

María Dolores de Cospedal y José María BarredaCuatro
El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha suspendido definitivamente los encuentros que se estaban llevando a cabo con el PP para preparar el traspaso de poderes. Los populares han asegurado que la Junta está sacando documentos oficiales de las consejerías.
La Junta de Castilla La Mancha ha decidido suspender definitivamente las reuniones previstas con el Partido Popular para preparar y facilitar el traspaso de poderes, por lo que solamente volverá a reunirse con los populares cuando la presidenta electa, María Dolores de Cospedal, haya nombrado a los consejeros de su Gobierno.
Así lo ha asegurado en rueda de prensa el consejero de Presidencia y Administraciones Públicas en funciones, Santiago Moreno, que ha anunciado esta decisión tras de reunirse con los consejeros de la Junta en funciones después de que el PP generase "alarma social" asegurando que Castilla-La Mancha estaba en "quiebra total".
En cualquier caso, Moreno ha asegurado antes de tomar la decisión que los consejeros populares "tendrán, como no pude ser de otra manera, información disponible para que puedan empezar a gobernar" cuando se produzca el traspaso de poderes efectivo.
La Junta ha acusado a los populares de haber "dinamitado" con sus declaraciones a los medios este tipo de reuniones.
Finalmente, el consejero de Presidencia saliente ha negado, antes de suspender definitivamente los encuentros, las acusaciones que han hecho los populares en las que se asegura que la Junta en funciones está sacando documentos oficiales de las consejerías. En este sentido, ha defendido que el Gobierno saliente está respetando el Estado de Derecho, y ha añadido que "da miedo" pensar "que va a gobernar gente que cree que eso se puede hacer", ha concluido.