Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Casa Blanca muestra su satisfacción por la anulación del veto al matrimonio homosexual en California

La Casa Blanca muestra su satisfacción por la anulación del veto al matrimonio homosexual en CaliforniaReuters
"El presidente (Barack Obama) se ha mostrado claramente en contra de la Proposición 8 (que vetaba los matrimonios homosexuales en California) porque cree que fomenta las divisiones y es discriminatoria. El seguirá impulsando la igualdad de los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales estadounidenses", ha informado la Casa Blanca en un comunicado.
Por su parte, el gobernador de California, el ex actor Arnold Schwarzenegger, ha afirmado que la anulación de este veto supone "el primer hito de California, pero no último, en la batalla por la libertad y la igualdad de todos los estadounidenses".
El gobernador ha añadido que para cientos de miles de californianos que viven en hogares donde al menos uno de sus miembros es homosexual esta decisión les asegura "la plena protección legal y todas las garantías que en mi opinión todo el mundo merece".
Activistas contra la decisión
La anulación del veto, sin embargo, no ha sido bien acogida por numerosos grupos de activistas estadounidenses, casi todos de signo conservador, que ven en esta decisión (que ya han anunciado que recurrirán) una amenaza al modelo de familia tradicional por el que ellos abogan.
Tony Perkins, presidente del Consejo de Investigaciones Familiares, un lobby de orientación cristiana con sede en Washington, ha afirmado que la anulación del veto le dejó "sin palabras".
Ha tildado la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo como "una política social radical" y ha calificado de "simplemente absurdo" que ciertas personas se empeñen en buscar en la Constitución de Estados Unidos algún tipo de acomodo legal al matrimonio homosexual.
39 estados prohíben el matrimonio homosexual
A comienzos de julio un juez federal de Massachussetts declaró inconstitucional una ley nacional aprobada en 1996 que negaba el reconocimiento federal de las uniones homosexuales, incluso dentro de aquellos estados que sí las permitían legalmente.
De los 50 estados norteamericanos, un total de 39 poseen leyes que prohíben de forma explícita el reconocimiento del matrimonio homosexual. Treinta de ellos, incluso, contienen esta prohibición en sus constituciones. Sólo cinco estados (Iowa, Connecticut, New Hampshire, Vermont y Massachusetts) y el Distrito de Columbia poseen ordenamientos jurídicos que permiten el matrimonio homosexual.