Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carrera participó en el doble asesinato de los guardias civiles de Capbreton

Mikel Karrera, "número uno" de ETA, detenido el 20 de mayo de 2010cuatro.com
El análisis científico y las pruebas de ADN practicadas al último jefe de ETA, detenido la pasada semana en Bayona, Mikel Karrera Sarobe, han permitido a las autoridades francesas acreditar la presencia de este terrorista en el doble asesinato de Capbreton (Francia) en el que en el año 2006 murieron los guardias civilesRaúl Centeno y Fernando Trapero, han confirmado fuentes de la investigación.
Una semana después del atentado fueron detenidos en Francia los etarras Asier Bengoa López de Armentia y Saioa Sánchez Iturregi, a los que se relacionó con este homicidio de Capbreton.
Sin embargo, casi un año después, en noviembre de 2008, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció que un etarra detenido en esas fechas declaró a la Policía que el dirigente de ETA Garikoitz Azpiazu, "Txeroki", le confesó que fue él quien asesinó a los guardias civiles.
Según el ministro, dos de los cuatro miembros del "comando Nafarroa", tras ser detenidos, declararon a la Policía que mantuvieron un encuentro con Txeroki y que en esa reunión éste les contó cómo sucedió el atentado de Capbreton.
Los dos etarras declararon que habían oído a Txeroki decir que había participado directamente en el atentado, pero uno de ellos fue más allá y aseguró que el dirigente de ETA reconoció ser el autor de los disparos que acabaron con la vida de los dos agentes.
"Txeroki" fue detenido ese mismo mes, el 16 de noviembre del 2008, cuando su lugarteniente era Mikel Karrera, quien le sucedió al frente del aparato militar de ETA.
Ahora, tras la detención de Karrera, las pruebas genéticas han dictaminado la participación del antiguo lugarteniente de "Txeroki" en el homicidio de los guardias civiles.
Karrera fue detenido el pasado jueves junto a los también presuntos etarras Arkaitz Aguirregabiria y Maite Aranalde en Bayona (Francia).
ETA, descabezada hasta en seis ocasiones
ETA perdía así a su 'número uno', Mikel Karrera, alias "Ata" y a quien iba a sustituirle en el caso de que fuera detenido, su lugarteniente en el 'aparato militar', Arkaitz Agirregabiria, lo que según Interior, supone un golpe "más importante" que la caída de 'Txeroki' en 2008.
En una operación desarrollada en Bayona, a pocos kilómetros de la frontera española, la Policía francesa, en colaboración con la Guardia Civil y el CNI, arrestaba a los dos dirigentes de ETA, quienes estaban acompañados de la etarra huida Maite Aranalde y del ciudadano francés Benoit Aramendi, que les daba cobijo.
La detención de la cúpula de ETA se produce exactamente dos años después de la caída del entonces "número uno" de la banda, Francisco Javier López Peña, alias "Thierry", el 20 de mayo de 2008 en Burdeos.
Desde entonces, la banda terrorista ha visto como eran descabezada su cúpula hasta en seis ocasiones.