Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carlos Palomino, un icono de lucha para los antifascistas

Hablamos del 11 de Noviembre del 2007, Carlos Palomino tenía 16 años y ése fue su último día. Vivía en Vallecas con su madre y su abuela y la última que salió de casa eran las 11 de la mañana. Se dirigía a Usera donde la Delegación del Gobierno de Madrid había autorizado una concentración del partido de ultraderecha 'Democracia Nacional'.
Por otro lado, Josué Estébanez, un soldado del ejército de tierra de 23 años e ideología nazi se dirigía al mismo sitio. Todo sucedió en el metro de Madrid, en Legazpi. En el andén, jóvenes antisistema, entre ellos, Carlos. En el vagón un joven les ve y nada más hacerlo saca una navaja de 25 centímetros. Era Josué. El joven de 23 años la abre y la esconde detrás de su espalda, esperando el momento. El tren para con la intención de apear y montar a los viajeros.
Un video recogido por 'El País' muestra como Carlos Palomino y todos sus amigos acudían a la concentración con la intención de sabotear el acto fascista. El tren abre sus puertas y los jóvenes antisistema empiezan a subir al vagón, en el que se encontraba Josué. Algunos lo ven y se apartan. El último en entrar es Carlos, quien se acerca al agresor, a sólo centímetros de su cara. Es entonces, cuando Josué le asesta una puñalada en el pecho y le expulsa del vagón. Carlos huye con la mano en el pecho. Mientras en el vagón, Josué no se rinde y hiere a otros dos amigos de Carlos que se habían enfrentado a él. Los servicios de urgencia acuden al lugar de los hechos y se llevan a Carlos mal herido. Moriría minutos después.
Desde ese momento, Carlos Palomino se ha convertido en un símbolo antifascista en todas las manifestaciones. "Carlos hermano, nosotros no olvidamos", se oye en todas y cada una de ellas. De momento, el acusado se encuentra en prisión provisional a la espera de la fecha del juicio. El fiscal pide 29 años de condena. Por otro lado, la madre de la víctima ya ha creado una asociación para que la muerte de su hijo no quede impune y el criminal sea juzgado bajo la ley antiterrorista.
Más casos
Pero éste no es el único caso. Este fin de semana otro joven ha sido apuñalado en Jumilla, Murcia. Agentes de la Guardia Civil han detenido al agresor, de 26 años y de nacionalidad marroquí. La víctima, un compatriota de 41 años, ha muerto minutos después de la pelea.
En Valencia, un joven de 19 años ha resultado herido este fin de semana herido tras ser agredido con un arma blanca en la puerta de una discoteca del municipio valenciano de Gandia. Y en Burgos, un joven camarero de 25 años, identificado como J.G.I, ha fallecido esta madrugada como consecuencia de una agresión que se produjo en la capital burgalesa.