Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cancelados 35 vuelos entre España y Francia por la huelga de controladores

La huelga de los controladores en Francia, convocada por los sindicatos CGT, FO, UNSA y CGC, desde este martes hasta el próximo 27 de febrero, podría obligar a las aerolíneas a cancelar el 50 por ciento de sus vuelos en Orly y el 25 por ciento en el aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle, en su primer día de paros.
La Dirección General de la Aviación Civil ha recomendado a los pasajeros que vayan a volar durante los cinco días de paros que se informen previamente de sus vuelos poniéndose en contacto con las aerolíneas respectivas para evitar desplazamientos innecesarios a los aeropuertos.
35 vuelos afectados en España
Esta huelga ha obligado ya a las aerolíneas a cancelar un total de 35 vuelos, de los 203 programados entre España y Francia, informó Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).
Concretamente, se anularon 16 operaciones de llegada a España y 19 de salida entre los 48 aeropuertos de la red de AENA y Francia.
Denuncian su situación laboral
Los sindicatos quieren denunciar la situación laboral del colectivo, ante el temor a recortes de empleo como parte de la creación un organismo europeo de control de tráfico aéreo, firmado en 2008 y en el que se integran Bélgica, Francia, Luxemburgo, Países Bajos y Suiza, con el que se busca modernizar la gestión del tráfico aéreo en dicha región.
El Gobierno francés está inmerso en una reforma de control aéreo para aumentar la productividad, que ya suscitó una huelga por parte del colectivo en enero, y que causó la cancelación del 40 por ciento de los vuelos en los principales aeropuertos de París.
El colectivo denuncia que a la fuerte reducción de la plantilla ya prevista para 2010 y 2011, el Gobierno quiere aplicar nuevas medidas en el marco de una revisión general de las políticas públicas que afectará al sector.