Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Camps sólo tiene 900 euros y Barberá carece de inmuebles

Desde este martes, los bienes de los diputados autonómicos valencianos son públicos y son accesibles desde la propia página web de las Cortes Valencianas.
Como era de esperar, el patrimonio de algunos de los diputados no deja indiferente a nadie. En concreto, el del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y de la alcalde de Valencia, Rita Barberá, ambos del PP, y que destacan por su austeridad.
Camps sólo es titular de un piso (con un valor catastral de 110.339 euros) y de un coche Saab matriculado en 1995. Además, tiene un plan de pensiones en Bancaja y dos cuentas corrientes, una de ellas compartida con su esposa y con 1.389 euros, y otra suya con 905 euros.
Por su parte, Rita Barberá carece de propiedades inmobiliarias, aunque sus bienes ascienden a 295.000 euros. Tiene títulos de valores del Banco de Valencia, del Banco Santander, del BBVA, Telefónica, Iberia, ACS y Española del Zinc.
Además, acredita dos planes de pensiones en Bancaja, una imposición a plazo fijo, cuentas corrientes y un coche de más de 20 años. Y un préstamo personal de 12.000 euros.
Cotino tiene el mayor patrimonio
Por otra parte, destaca el patrimonio del vicepresidente tercero del Consell, Juan Cotino, que acredita un total de 1.899.576,16 euros. Dispone de una cuenta corriente en Bancaja, así como obligaciones y preferentes de Bancaja y acciones de Banco de Valencia. Además, se citan cuatro sociedades. También es titular de una vivienda heredada en Xirivella con un valor catastral de 7.735,84 euros y de dos planes de pensiones.
El sucesor de Ricardo Costa como secretario general del PP valenciano tiene un patrimonio menor. Antonio Clemente es propietario de cuatro inmuebles con un valor catastral de de 94.603 euros. Además, tiene un plan de pensiones, dos coches y saldos bancarios. No obstante, tiene dos préstamos hipotecarios y otro personal.