Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cameron confirma a la Reina Isabel II su intención de formar gobierno

Conoce a los tres candidatos a 'Prime Minister'CNN+/Cuatro
"Mi intención es formar una coalición plena e integral entre los Conservadores y los Liberal Demócratas", ha asegurado el nuevo primer ministro británico, "creo que es la forma adecuada de dar a este país el gobierno fuerte, estable, bueno y decente que tanto necesita".
Cameron ha sido confirmado como nuevo jefe del Ejecutivo por la Reina Isabel II en el Palacio de Buckingham, donde, previamente, la monarca había recibido al mandatario saliente, Gordon Brown. Cameron es el primer conservador en habitar la residencia oficial desde que John Major la abandonara en 1997.
En su primera intervención en la que será su nueva residencia, en Downing Street, Cameron ha destacado la capacidad de los nuevos socios de "poner aparte las diferencias políticas" que afloraron en estas cuatro jornadas de negociaciones y garantizar un entendimiento que tiene como objetivo la formación de un Gabinete "fuerte y decisivo" para hacer frente a los retos pendientes en Reino Unido.
Al respecto, el nuevo primer ministro, el más joven en dos siglos, ha reconocido que, debido al estado de la economía, habrá decisiones "difíciles", pero prometió "cambio real" para garantizar "justicia y equidad". "Donde la gente no se pregunte sólo cuáles son sus derechos, sino cuáles son sus responsabilidades", ha declarado, ante la nube de fotógrafos que lo esperaban ante la residencia oficial a su regreso del Palacio de Buckingham.
Brown dimitía minutos antes
El primer ministro británico, Gordon Brown, anunciaba su dimisión inmediata como primer ministro y como líder del Partido Laborista y comunicó ya a la Reina su decisión para dar paso al líder conservador, a quien Brown, en una declaración institucional en Dowining Street deseó "lo mejor" en su nuevo rol.
En la calle en la que ha residido los últimos 13 años, Brown recordó su rol constitucional de "asegurar la formación de un Gobierno fuerte y estable" para hacer frente a los "retos económicos y políticos" que el país tiene por delante. Por ello, tras conocer el acuerdo entre los 'tories' y los liberaldemócratas, procedió a informar a la Reina, que ya ha recibido a su sucesor, para culminar la transición tras 13 años de hegemonía laborista.
Brown destacó que "sólo aquellos" que han compartido el "privilegio" que él ha disfrutado en los últimos tres años "pueden entender el verdadero peso de las responsabilidades" que entraña el cargo y, sobre todo, "su gran capacidad para bien". "He tenido el privilegio de aprender mucho sobre lo mejor de la naturaleza humana y, por encima de todo, ha sido un privilegio servir", explicó, en el sentido de que dijo haber "amado el trabajo, no por el prestigio, sino por el potencial de un verdadero mejor Reino Unido".