Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CSN establece 15 condiciones para alargar la vida de la central de Garoña

Central nuclear de GaroñaReuters
El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha entregado al ministro de Industria, Miguel Sebastián, el informe, aprobado por unanimidad, en el que aconseja renovar la autorización para la explotación de la central de Santa María de Garoña. Sin embargo el organismo impone el cumplimiento de 15 condiciones para mejorar la seguridad de la instalación nuclear.
La presidenta del CSN, Carmen Martínez Ten, ha afirmado que la central nuclear de Garoña es "tan segura como las centrales francesas, suecas o americanas de su mismo diseño". "No hay ninguna diferencia en la tecnología con otras centrales que, con el mantenimiento y las inversiones, han extendido sus vidas a 20 años más", ha explicado.
El CSN ha establecido la necesidad de que la central cumpla 15 condiciones, la más inmediata de ellas, antes del arranque posterior a la parada de recarga de 2011, la instalación de un nuevo sistema de tratamiento de gases radiactivos para casos de accidente.
Mejoras de seguridad
Para antes de 2013 se pide el refuerzo del aislamiento de las penetraciones de la contención, la mejora de la independencia de equipos y circuitos eléctricos, separando los sistemas de seguridad de los que no son de seguridad, y la evolución de la protección contra los incendios.
Después de la parada para recarga de combustible de 2013, el CSN tendrá que evaluar si la central ha cumplido las tres condiciones anteriores, como requisito para que la instalación pueda seguir funcionando.

Otras medidas
Además, se han añadido una serie de Instrucciones Técnicas Complementarias (ITC), en las que se requiere a la empresa titular, Nuclenor, una serie de medidas de vigilancia.
Entre éstas se encontraría la mejora de la instrumentación de medida de gases combustibles en la contención para posibilitar la gestión de accidentes severos y la introducción de mejoras relacionadas con los análisis de seguridad de la central en relación con sucesos externos.
Otra ITC sería la realización de una prueba de funcionamiento prolongado de los generadores de emergencia, en condiciones de temperatura muy alta. Además, se establece un programa de vigilancia de las penetraciones de los accionadores de barras de control y del plan de inspección de soldaduras de acero inoxidable.
También se incluye entre las Instrucciones Técnicas Complementarias la implantación de acciones correctoras en materia de experiencia operativa, la revisión de la documentación para incluir los resultados de la evaluación y "un análisis de la gestión de residuos a partir de 2015 y dos años antes de que se agote la capacidad actual de las piscinas".