Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CEOE aplaude a Díaz Ferrán mientras protestan los trabajadores de Air Comet

El presidente de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ha recibido el aplauso de los vicepresidentes de la patronal durante la reunión de su Junta Directiva, mientras los trabajadores de Air Comet se manifestaban a la puerta de esta organización.
Al mismo tiempo que se producía la manifestación, un portavoz de la CEOE ha informado a los periodistas allí congregados de que el presidente de la CEOE había informado a la Junta Directiva sobre la situación por la que atraviesa Air Comet, de la que es copropietario, "por si alguien quería pedir su dimisión o tenía algo que decir".
Las mismas fuentes han asegurado que la respuesta a la intervención de Díaz Ferrán ha sido "un aplauso cerrado" de todos los miembros de la Junta. La compañía aérea Air Comet, que fue cerrada el pasado 21 de diciembre, pertenece al presidente de la CEOE y a Gonzalo Pascual, del grupo Marsans.
Mientras se celebraba la reunión de la Junta, medio centenar de trabajadores de Air Comet estaban concentrados a las puertas de la CEOE para exigir que se les pague las nóminas que no han cobrado durante meses y para reclamar la dimisión de Díaz Ferrán al frente de la patronal.
El representante del Comité de Empresa de Air Comet, Mario Alberich, ha dicho que el reciente acuerdo sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para los 666 trabajadores de la compañía permitirá a los trabajadores cobrar el paro, pero "no los atrasos que les deben".
Ha explicado que Air Comet insiste en que no tiene ningún activo para hacer frente a esta deuda, ni aviones ni edificios, por lo que esperan que al menos el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) se haga cargo de este pago.
Los trabajadores han gritado en contra de Díaz Ferrán y de las propuestas de la patronal en el diálogo social, y han coreado lemas como el de "Trabajar sin cobrar es la reforma laboral".