Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CCOO y UGT convocarán una huelga general si la reforma laboral es "lesiva"

En el documento conjunto se afirma que, debido al actual escenario socioeconómico, marcado por los recortes sociales, "ante cualquier reforma del mercado de trabajo lesiva para los derechos de los trabajadores las confederaciones sindicales de CCOO y UGT y, en el marco del actual proceso de movilizaciones, procederán a la convocatoria de una huelga general en el país".
CCOO y UGT están negociando una reforma laboral con las patronales CEOE y CEPYME, que, según el plazo fijado por el Gobierno, debe estar cerrada antes de finales de este mes, ya que si no el Ejecutivo legislará por decreto. Según Toxo, será la decisión del Gobierno la que determine la convocatoria de una huelga general, así como el momento en que se lleve a efecto.
La senda del decreto-ley
Al respecto, Méndez ha indicado que habrá huelga general si el Ejecutivo sigue la "senda del decreto ley" aprobado esta mañana en el Congreso. Preguntado sobre qué consideran una reforma lesiva, Toxo ha destacado que es innecesario ampliar los colectivos que pueden beneficiarse por el contrato de fomento del empleo estable (cuya indemnización por despido es de 33 días frente a los 45 de un fijo ordinario). Más preocupante, ha añadido, sería equiparar la indemnización del despido disciplinario improcedente (de 45 días) al objetivo procedente (de 33 días). Para Méndez se cometería un gran error, "devaluar" el factor trabajo.
No obstante, ambos sindicatos manifiestan en el documento conjunto el firme compromiso de alcanzar un acuerdo para reformar el mercado de trabajo, que dicen es "necesario y urgente", y también en defensa del sistema público de pensiones y de su viabilidad. Además, UGT y CCOO indican que plantearán una acción sindical a nivel europeo contra los "duros ajustes" que se están llevando a cabo en distintos países comunitarios.
A la entrada de la reunión del Consejo Confederal de CCOO, el secretario de Comunicación del sindicato, Fernando Lezcano, ha admitido que persisten "elementos de discrepancia profundos", sobre todo, respecto al los modelos de contratación, porque los sindicatos creen que "el abaratamiento del despido no es lo que genera empleo", aunque ha admitido que hay "vocación" de apurar la negociación.
En cualquier caso -ha añadido- los sindicatos sólo conciben un acuerdo "tripartito" y no quieren un acuerdo con el Gobierno sin contar con el apoyo de la patronal. El dirigente de CCOO ha señalado que el tono de ambas partes es "firme" en la mesa del diálogo social, aunque ha asegurado que eso no impide una negociación "civilizada".
Dificultades y grandes distancias
Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha dicho que será "más que improbable" que los sindicatos lleguen a un acuerdo con la patronal si ésta mantiene sus posturas. En declaraciones a los periodistas antes del Comité Confederal de UGT, Ferrer ha señalado que existe una situación de "dificultad y grandes distancias" entre las posiciones de la patronal y las de las organizaciones sindicales.
Las posiciones de la patronal -ha dicho- son "muy radicales" y "lo único que buscan" es reducir las posibilidades de dar una respuesta a las personas desempleadas, en especial a los jóvenes y parados de larga duración. Ferrer ha apuntado que la CEOE plantea aumentar la temporalidad y facilitar la destrucción del empleo por la vía del abaratamiento del despido, debilitar las causas del despido y reducir la capacidad de decisión de la autoridad laboral y de los jueces.
No obstante, pese a la situación "complicada" de las negociaciones, la UGT considera que un acuerdo sobre la reforma laboral es "necesario y urgente", y que antes de fin de mes se debería culminar el proceso. Para ello, habrá reuniones "intensas" durante todo este fin de semana, ha añadido Ferrer.