Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas pide supeditar las alertas alimentarias a los datos científicos

En rueda de prensa al término del consejo de ministros de Salud de la UE, Dalli ha evitado criticar la respuesta alemana ante los primeros casos de infección por el brote letal de 'E.coli', pero ha apostado por evitar "declaraciones" mientras no se basen en hechos "probados".
La hipótesis de los pepinos procedentes de Andalucía como foco del brote fue descartada días después del inicio de la crisis que ha dejado al menos 22 fallecidos y 1.600 casos en once Estados miembros, pero no ha evitado que el sector hortofrutícola español afronte importantes pérdidas por la caída de sus exportaciones.
"Lo que se ha hecho es lo que se tenía que hacer (...). Pero hoy hemos subrayado que es importante que las declaraciones se hagan en el momento en que cuente con los hechos", ha dicho el comisario. Sin embargo ha pedido comprensión para las autoridades alemanas ante la presión de "peligros potenciales" y la "responsabilidad" para con los ciudadanos de "informar".
Dalli también ha asegurado que ha "tomado nota" de las preocupaciones de la ministra española, Leire Pajín, que ha trasladado a sus colegas en la reunión el "profundo malestar" de España por la actuación de Alemania. La ministra también ha exigido a la UE mejoras en los mecanismos de vigilancia e investigación para evitar nuevas crisis en el futuro, a lo que el comisario ha respondido ante los medios defendiendo el sistema porque "no está pidiendo reformas, sino pequeños ajustes".
Sobre la eficacia de las redes europeas para la vigilancia y alerta, Dalli ha insistido en la necesidad de "actuar únicamente cuando haya material probatorio científico", pero ha sido tajante al afirmar que, una vez que se activa, el sistema "funciona". Por ello ha abogado por "garantizar que en el futuro el plazo de activación del sistema de alerta se aproxime más a la aparición de base científica y no a cualquier declaración que surja".
También ha pedido cautela sobre la última hipótesis que apunta a la producción de brotes de soja en una explotación de Baja Sajonia ya que los análisis preliminares han dado resultado "negativo".
En cualquier caso, el responsable comunitario de Salud ha recalcado que el problema tiene su "epicentro" en la región de Hamburgo, que se realiza un "control sobre base diaria" de los casos y que los datos "demuestran que no se está propagando" e, incluso, que el número de afectados está remitiendo.
Tampoco ha querido "profetizar" el comisario sobre la posibilidad de que la contaminación por la cepa O104 sea causa de una fuga de laboratorio, alegando que no es una hipótesis bajo estudio. "Ese caso no es una posibilidad, pero no tengo toda la información de todas las posibilidades que podrían haber pasado y no descarto nada", ha zanjado.
La prensa apuntó a los pepinos españoles
Un informe elaborado por el centro de Medios, Reputación e Intangibles de la Universidad de Navarra indica que existen más de 25.000 apariciones en prensa en las que se acusa explícitamente a los productos españoles de ser responsables de la infección de 'E. Coli'.
En un comunicado, la Universidad de Navarra ha destacado que este informe señala que "el impacto mediático de la acusación de los productos españoles como causantes de la infección de 'E. Coli' es de proporciones extraordinarias y de consecuencias devastadoras para la marca España en la agricultura de exportación".
Agricultura activa las medidas de gestión de crisis
El Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM) ha informado de que se han activado en el sector hortofrutícola español las medidas de gestión de crisis que recoge la PAC para paliar daños derivados de la alarma de los pepinos.
De esta forma, se han puesto en marcha los mecanismos administrativos por los que se canalizarán de manera urgente todas las solicitudes de retirada del mercado de frutas y hortalizas con destino a entidades benéficas, biodegradación o alimentación animal, "con las máximas garantías documentales y de control", según ha señalado el MARM.
Estas medidas estarán dirigidas a todos los productores, tanto a los que son socios de organizaciones de productores como a los individuales, pues desde el ministerio consideran que "todos están afectados por la crisis actual".
Aún sin resultados
Los resultados de los análisis realizados a los brotes sospechosos de haber provocado el brote de 'E.coli' en Alemania no estarán concluidos a corto plazo ya que de las 40 muestras analizadas hasta ahora 23 han dado negativo a la presencia de la bacteria y el resto se siguen analizando, según ha informado el Ministerio de Agricultura de la región de Baja Sajonia.
Las autoridades alemanas todavía no han localizado la fuente exacta del brote que se ha cobrado la vida de 22 personas -una de ellas en Suecia- y ha contagiado a más de 2.200 personas en doce países, las cuales habían visitado recientemente el norte de Alemania.
Este domingo se había señalado a una explotación agrícola en Baja Sajonia como posible punto de partida de la bacteria. Las autoridades alemanas informaron este domingo de que los brotes de soja y otro tipo de brotes cultivados en en dicho lugar podrían estar en el origen del brote, por lo que la finca ha sido cerrada y sus productos han sido retirados del mercado.
Alemania recomienda no comer botes vegetales ni hortalizas
La ministra germana de Agricultura y Defensa del Consumidor, Ilse Aigner, declaró que continúa vigente la recomendación de no consumir brotes vegetales, además de tomates, pepinos y lechugas.
La ministra federal calificó de "correcta" la recomendación de las autoridades regionales de no consumir brotes vegetales "mientras la sospecha no quede totalmente descartada" y subrayó que no está probado que la empresa señalada y las semillas germinadas sean "la única fuente" de infección, por lo que la alerta contra el consumo de tomates, pepinos y lechugas en crudo continúa vigente, sobre todo en el norte de Alemania.