Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas expedientará a Francia por la expulsión de los gitanos rumanos

Francia expulsará a los rumanos que practiquen "mendicidad agresiva"CNN+/Cuatro
El expediente de Bruselas contra Francia se basará en "la aplicación discriminatoria de la directiva de libre circulación de personas" y en "la falta de transposición de las garantías procedimentales contempladas en la directiva de libre circulación", ha explicado la comisaria de Justicia.
Reding ha explicado que el procedimiento de infracción contra Francia se lanzará en dos semanas y que recomendará al presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, que aplique un procedimiento "acelerado" dada la gravedad del caso.
"Personalmente, estoy horrorizada por una situación que daba la impresión de que la gente estaba siendo expulsada de un Estado miembro de la UE sólo porque pertenecen a una determinada minoría étnica. Es una situación que pensaba que Europa no tendría que volver a ver tras la II Guerra Mundial", ha afirmado la
vicepresidenta responsable de Justicia.
Engañada por París
Reding ha arremetido contra la gestión de las expulsiones realizada por el Gobierno francés y ha sugerido que el ministro francés de Inmigración, Eric Besson, y el responsable galo de Asuntos Europeos, Pierre Lellouche, le engañaron en una reunión celebrada en Bruselas a finales de agosto en la que le aseguraron que estaban respetando la normativa comunitaria y no estaban discriminando a los gitanos.
"Sólo puedo lamentar profundamente que las garantías políticas que dieron dos ministros franceses enviados oficialmente para discutir este asunto con la Comisión hayan sido contradichas abiertamente por una circular administrativa enviada por el mismo Gobierno", ha dicho la comisaria de Justicia en relación a la orden del Ministerio del Interior que señalaba a los gitanos como objetivo prioritario de las deportaciones.
"Es importante que cambien no sólo las palabras sino también el comportamiento de las autoridades francesas", ha insistido. "Es escandaloso que una parte del Gobierno francés venga aquí y diga algo y otra parte del Gobierno haga lo contrario en París", ha lamentado.