Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas estudia que los MP3 presenten de fábrica menos volumen

MP3cuatro.com
La Comisión Europea ha presentado una serie de medidas para proteger a los diez millones de usuarios europeos de MP3 frente a los riesgos de sordera que conlleva escuchar música con un volumen excesivo.
Advertir claramente de este riesgo y que los reproductores de música salgan de fábrica con unos niveles de exposición seguros son las propuestas de la comisaria Meglena Kuneva, responsable europea de protección al consumidor.
Bruselas, que admite que "no está imponiendo ninguna norma", quiere que sea la industria quien aporte las soluciones técnicas para garantizar que los reproductores cumplen con los nuevos requisitos y será durante los próximos 24 meses cuando los fabricantes aporten a la CE esta información.
Ya cuenta con apoyos
La directora general de Digital Europe, Bridget Cosgrave, ha apoyado la iniciativa comunitaria pero ha dejado claro que los nuevos estándares deberían estar normalizados a nivel global.
También ha resaltado que, además del volumen al que se escucha música, incide en el riesgo de sordera el tiempo de exposición al sonido, el ruido de fondo, el amplificador y los auriculares.
Un 10 por ciento con problemas
Kuneva ha justificado el mandato que ha dado su departamento para que los organismos europeos de regulación elaboren nuevas técnicas de seguridad.
Además, ha recordado que entre el 5 por ciento y el 10 por ciento de la población europea que escucha música muy alta en algún aparato de reproducción puede tener problemas auditivos si sigue haciéndolo más de una hora diaria durante cinco años.
Basándose en los estudios científicos del Comité de riesgos sanitarios emergentes, la Comisión considera que un nivel de volumen "razonable" se sitúa en los 80 decibelios y que la exposición semanal debería limitarse a 40 horas. Si se pasa a 89 decibelios, entonces no debería superar las cinco horas.