Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas pide a España que concrete las medidas de ajuste para 2011 por valor del 1,75 por ciento del PIB

El Ejecutivo comunitario ha publicado finalmente su evaluación detallada del plan de ajuste español. Su conclusión es que los nuevos objetivos de déficit son "adecuadamente ambiciosos e implican una consolidación fiscal sustancial".
"Para 2010, no se necesitarán medidas adicionales" de ajuste. Pero los planes anunciados hasta ahora por el Gobierno para pasar del 9,3% en 2010 al 6% en 2011 se quedan cortos y "podrían no ser suficientes", ha alertado la Comisión, que se basa en sus propias proyecciones económicas y en el impacto que el ajuste tendrá sobre el crecimiento.
Por ello, el Ejecutivo comunitario ha reclamado a España que incluya en los presupuestos de 2011 nuevas medidas de recorte del gasto por valor del 1,75% del PIB. Parte de esta consolidación se logrará con el techo de gasto anunciado por el Gobierno el pasado 28 de mayo, que supondrá una reducción del déficit del 1%. "No obstante, las medidas individuales para lograr este objetivo todavía deben especificarse", ha avisado el Ejecutivo comunitario.
España debe "sustanciar" las nueva medidas
Pero incluso más allá del techo de gasto, España deberá "sustanciar" nuevas medidas por valor del 0,75% del PIB, ha explicado el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn. Estas medidas deben centrarse en recortes de gasto más que en subidas de impuestos. "Esta evaluación debe considerarse como una orientación temprana para el presupuesto del próximo año", ha resaltado Rehn.
"Aunque las necesidades de consolidación de España son tales que deben incluirse tanto medidas por el lado de los ingresos como por el lado de los gastos, sería recomendable que las medidas de consolidación adicionales se centren en recortes de gastos" porque resultan más eficaces a medio plazo, afirma la Comisión.
Recortes en 2012 y 2013
La vicepresidenta económica, Elena Salgado, se comprometió la semana pasada en el Ecofin ante sus homólogos a hacer más esfuerzos el año que viene "si hace falta" para lograr el objetivo del 6 por ciento de déficit y anunció que los recortes proseguirán los años 2012 y 2013. No obstante, se mostró convencida que con las medidas anunciadas hasta ahora hay suficiente para cumplir hasta 2011.
El plan de ajuste español pretende reducir el déficit un 0,5 por ciento adicional este año, lo que equivale a 5.000 millones de euros, y un 1 por ciento en 2011 (10.000 millones). Incluye un recorte del 5 por ciento en el salario de los funcionarios desde el verano y una congelación de la mayoría de las pensiones, así como la supresión del cheque-bebé.
Fondo de rescate
Este esfuerzo adicional fue exigido por parte de la UE a Salgado el pasado 9 de mayo como contrapartida a la creación de un fondo de rescate dotado con hasta 750.000 millones de euros para frenar el contagio de la crisis griega a España y Portugal.
El ministerio de Economía desmintió de nuevo este lunes que esté a punto de solicitar ayuda de este fondo, tal y como publica la prensa alemana. También la Comisión negó que prepare el rescate de España y acusó a Alemania de estar en el origen de las especulaciones.
El Ejecutivo comunitario también ha pedido al Gobierno que culmine la reforma laboral y la del sistema de pensiones.