Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brown quiere recuperar autoridad y propone "limpiar" todo el aparato institucional

El primer ministro británico, Gordon Brown, ha propuesto articular un sistema para expulsar del Parlamento a diputados de los que se haya probado una conducta reprobable, porque según Brown, contribuirá a que la sociedad vea su cámara de representantes como un lugar al que los miembros "van por el servicio público". El primer ministro británico también ha avanzado su interés por acometer cambios en el modelo electoral vigente. Todo esto, dentro de la reforma del sistema político prevista por el Gobierno, tras el escándalo de los gastos y con las que el mandatario pretende recuperar autoridad tras el período más crítico de su carrera.
En una comparecencia ante la Cámara de los Comunes después de la sesión de control, Brown ha dado a conocer tanto los planteamientos a corto plazo para reaccionar a la tormenta generada por los abusos de los parlamentarios, como las apuestas a largo plazo barajadas por su equipo para "limpiar" el aparato institucional en su conjunto.
Este primer paso, promovido para retomar el pulso ante su partido y los propios votantes aspira, según el mandatario, a reconectar a la ciudadanía con la clase política y superar el profundo descrédito que ha dejado el escándalo de los gastos y que se ha cobrado víctimas políticas como el presidente de los Comunes, Michael Martin y varios ministros del Gobierno, entre ellos la titular de Interior, Jacqui Smith.
Expulsión de diputados
Brown propone un mecanismo por el que los parlamentarios puedan ser requeridos para afrontar su dimisión o someterse a unas elecciones parciales inmediatas. Para ello, el comportamiento deberá ser evaluado por el nuevo regulador independiente que aparecerá junto al código de conducta en una ley que se presentará en el Legislativo de manera urgente, para que pueda aprobarse en otoño.
Se trataría de un modelo similar al empleado en Estados Unidos y que, a pesar de haberse planteado en los debates sobre el futuro del Parlamento que abrió el escándalo de los gastos, no figuraba en la agenda avanzada hasta ahora, sobre los planes de Brown.
El voto alternativo
En cuanto al modelo electoral, la apuesta por la que el partido podría decantarse para sustituir el actual sistema de escrutinio uninominal mayoritario, conocido popularmente como 'first-past-the-post', es decir, 'el primero se lo lleva todo', sería un sistema de voto alternativo (en lugar de indicar simplemente al candidato favorito, los electores colocan a los candidatos por orden de preferencias). No obstante, Brown ha reconocido que toda modificación se acometería únicamente si cuenta con el "amplio consenso del país".