Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brown pide disculpas por el papel que jugó Reino Unido al enviar niños a antiguas colonias

El Primer Ministro británico, Gordon Brown, escucha a los delegados durante una sesión de preguntas y respuestas en el sindicato GMB del congreso anual en Blackpool, en el norte de InglaterraReuters
Miles de niños fueron enviados desde orfanatos o institutos a países de habla inglesa, principalmente Australia y Canadá, bajo un programa que terminó hace 40 años. Asimismo, muchas veces los hermanos eran separados y se les decía que sus padres habían muerto.v Muchos de ellos eran trasladados a lugares donde sufrían abusos físicos, psíquicos y sexuales. Además, eran usados como labradores en granjas en contra de sus deseos.
"Cuando me enteré de ello, no pude creer que esto hubiese sucedido", ha dicho Brown. "Debo disculparme en nombre de esta política que tuvo lugar en los años 60. Ello arruinó sus vidas. Ciertamente cambió sus vidas de una manera que ellos nunca habrían esperado".
Infancia de esclavitud y sufrimiento
Asimismo, se estima que alrededor de 130.000 niños de edades comprendidas entre los 3 y los 14 años fueron enviados desde Reino Unidos a estas colonias entre 1930 y 1970. Por su parte, Rex Wade fue enviado a Australia cuando tenía 11 años y vivió en un orfanato de Tasmania. Lo describe como un "campo militar" en el que fueron usados como "esclavos".
"No había amor, no había amabilidad. Los castigos eran increíbles, recibíamos golpes por cosas estúpidas", ha dicho Wade. Asimismo, ha añadido que "me culpé adurante años de haber hecho algo realmente malo para haber sido enviado a otro país. No me importa lo que digan, pues ni hoy en día sé si tuve una madre". El pasado noviembre, el primer ministro australiano Kevin Rudd se disculpó por el abuso y el sufrimiento que los orfanatos de su país habían causado.