Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brasil apela a que Sudamérica organice los primeros JJ.OO

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, ha sido el plato fuerte de la presentación de la candidatura de Río de Janeiro ante el COI, ante el que ha dejado claro que se debe "poner fin al desequilibrio" de que Sudamérica no haya tenido nunca los Juegos Olímpicos.
El dirigente entró acompañado por el legendario ex futbolista Pelé y su intervención se reservó para el final, con la intención probablemente de que los delegados se la llevaran fresca en la memoria al almuerzo, que se servirá tras las tres primeras intervenciones y antes de la de Madrid, la última.
Presume de país emergente
Los primeros ponentes hablaron de los impresionantes datos económicos del país, mostraron un mapa para resaltar la desigualdad entre el hemisferio norte y el sur a la hora de conceder Juegos Olímpicos (42 entre Norteamérica y Europa frente a ninguno en Suramérica o África), y mostraron vídeos con atractivas y coloridas imágenes de las impresionantes playas brasileñas.
Además, después de la deportista Isabel Swan, quien 'atacó' el corazón de los miembros del COI hablando de Río como su casa y destacó lo maravilloso que será para la zona ganar esta competición, llegó el turno de Lula, recibido con un prolongado aplauso.
El mandatario brasileño recordó el crecimiento de la economía carioca, lo bien que ha reaccionado ante la crisis económica, la extensa población que incluye el país (más de 190 millones de personas) y las "nuevas y prometedoras fronteras" que unos Juegos en Río, "la ciudad más maravillosa del mundo" a su entender, abrirían para el movimiento olímpico.
"Poner fin a la desigualdad"
Lula se centró en recordar que Brasil ya forma parte de las diez economías más importantes del mundo y que es hora de "poner fin a la desigualdad" de que Sudamérica nunca haya albergado una competición de estas características.
"Ha llegado nuestro momento. Entre las diez mayores economías del mundo, Brasil es la única que aún no ha sido sede de unos Juegos. Entre los países que hoy compiten para ser sede, Brasil es el único que aún no ha tenido ese honor. Para los otros países será otra edición de los Juegos; para nosotros, una oportunidad sin precedentes de crecer en autoestima, de fortalecer las conquistas recientes y de estimular nuevas. Esta es la candidatura de América del Sur", afirmó.
Así, apeló al "apoyo" y la "visión de futuro" de los miembros del COI porque "ha llegado el momento de poner fin al desequilibrio" entre continentes, y les pidió que "aprovechen este momento mágico de América del Sur" para "ampliar los Juegos y llevarlos" a otros lugares del planeta.