Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bloquean la investigación con células madres impulsada por Obama

El juez Royce Lamberth, de la Corte de Columbia, ha admitido la apelación del grupo 'Nightlight Christian Adoptions' contra la aportación de fondos públicos a la investigación con células madres, argumentando que las iniciativas fomentadas desde la Casa Blanca violan una ley federal (la enmienda Dickey-Wicker) que prohíbe el uso de fondos públicos para "destruir" embriones humanos en experimentos clínicos.
En el fallo de 15 páginas emitido este lunes, el juez Lamberth indica que "no se puede prohibir la financiación federal para sólo la parte de la investigación en la que el embrión es destruido; si la investigación con células madre embrionarias supone destruir un sólo embrión, entonces financiarla supone quebrantar la ley".
La demanda presentada por los activistas cristianos se basa en la premisa de que financiar este tipo de prácticas "quita fondos a los investigadores que realizan estudios con células madre adultas".
Así, los demandantes centraron su acusación contra los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), principales representantes de la investigación sanitaria pública en Estados Unidos. La demanda fue desestimada en primera instancia y readmitida en una apelación por el juez Lamberth.
Por otra parte, el juez Lamberth ha considerado que el fallo preliminar "no daña seriamente" a los investigadores que utilizan células madre embrionarias, porque la decisión preserva el 'status quo' y no interferirá en su capacidad para obtener financiación privada.
En este sentido, una portavoz del Departamento de Justicia de la Casa Blanca ha admitido que el Gobierno está revisando la decisión de Lamberth, mientras que los representantes de los NIH no hicieron declaraciones al respecto.
Vuelta a la política de la era Bush
Tres años después de que comenzaran los primeros experimentos con células madre en el mundo, el entonces presidente de Estados Unidos George W. Bush dijo en 2001 que sólo permitiría investigaciones con financiación federal que usaran "algunas partes" de las células.
En uno de sus primeros actos públicos después de asumir el poder, Obama revocó la política impuesta por la Administración Bush y los NIH establecieron un minucioso proceso para decidir qué partes de las células madres embrionarias pueden ser usadas por investigadores con fondos federales.