Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blanco denuncia que Rajoy sonríe cada vez que hay un parado

El ministro de Fomento, José Blanco, ha confesado asistir con "desazón" a las sonrisas de Mariano Rajoy cada vez que se produce un nuevo parado o un reajuste salarial y se ha mostrado confiado en que cuando los ciudadanos evalúen esas muecas de satisfacción y vean que "lo que quiere es que haya más sufrimiento, más desempleo y más ajustes porque ello le va a llevar a la Moncloa, le juzgarán como un irresponsable, cuando más responsabilidad y compromiso se necesita, y le mandarán a su casa, porque tras las elecciones de 2012 ni siquiera va a seguir siendo líder del PP".
"Está sembrando desconfianza y alimentando el descrédito. Si hay un activista que aumenta el descrédito de nuestro país, ese activista es Rajoy y el PP", ha declarado Blanco, quien ha achacado el comportamiento del dirigente popular a su "voracidad infinita" por llegar a la Presidencia del Gobierno.
"Si quiere construir un puente hacia la Moncloa sobre un desastre nacional, allá él y su responsabilidad, pero no le va a salir gratis porque los ciudadanos se van a enterar de quién es ese personaje, de ello se van a ocupar el PSOE y este vicesecretario general".
El vicesecretario general del PSOE ha asegurado que "si la demagogia cotizara en Bolsa, no habría problemas con las declaraciones de Rajoy y su partido", si bien ha incidido en que mientras el líder popular empieza a cotizar a la baja está también contribuyendo a que ocurra lo mismo con el país.
De este modo, el socialista se ha referido a la "falta de coherencia" de Rajoy, del que ha recordado que inicialmente insistía "erre que erre" en el Congreso que había que seguir los consejos del Fondo Monetario Internacional, la OCDE y la Comisión Europea para reducir el déficit público en España y cuando el Gobierno toma medidas vota en contra
Las acusaciones de Rajoy

Estas duras palabras de Blanco son respuesta a los ataques que el líder popular ha hecho al Gobierno socialista y su gestión. Mariano Rajoy ha insistido hoy en la necesidad de un plan nacional de reformas encaminado a evitar que el país caiga en la situación que, en la actualidad vive Hungría y, con anterioridad Grecia, al tiempo que ha advertido que España es, hoy por hoy, un estado en "libertad vigilada" obligado a extraer "lecciones" ya que es "imposible hacerlo peor" al frente del Ejecutivo de lo que lo ha estado haciendo en los últimos años José Luis Rodríguez Zapatero.
Rajoy ha detallado en esta línea, que, de entre esas "lecciones" a aprender por España está la de que no se debe "ocultar nunca la realidad y hay que decir la verdad por dura que sea" y, sobre todo, que se debe ser "austero, sin gastar por encima de nuestras posibilidades para que no nos pase lo que le ha pasado a otros" en referencia a Grecia y Hungría ya que, ha ahondado, "hay motivos para la esperanza y para saber que se pueden hacer políticas que sirvan para crear empleo".
Rajoy ha desgranado que la fórmula de los populares frente a los "errores descomunales" cometidos por el gobierno de Zapatero pasa, entre otras cuestiones, por abordar una reforma laboral "que en el caso de España ya llega tarde", una reforma educativa "clave del futuro", una reforma energética "sin perjuicios ideológicos para evitar que en España se pague más que la media europea" y un cambio en el sistema financiero "alejado de la politización y con la prioridad de fomentar el crédito".