Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Berlusconi ofrece un pacto a los centristas para salvarse de la moción de censura

El primer ministro, Silvio Berlusconi, ha pedido al partido Futuro y Libertad (FLI) que "reflexione esta noche" y que se una al pacto para crear un nuevo gobierno de centro derecha.
En su discurso de apertura de la sesión en el Senado, Berlusconi ha tendido la mano a los centristas y ha sostenido que cambiará el gobierno para crear "una alianza con los moderados". Por ello, Berlusconi ha hecho un llamamiento también a sus antiguos aliados del FLI para que se "unan al pacto" para crear otro nuevo gobierno con una amplia mayoría.
Además, Berlusconi ha sostenido que "romper la unidad de los moderados" es algo "que va contra la historia del país" y que no quiere "que un futuro se encuentren con esta responsabilidad".
El primer ministro ha recordado también la "magnífica gestión" de la catástrofe del Aquila y ha sostenido que la culpa de la crisis de las basuras en Nápoles "es culpa del ayuntamiento" de la ciudad. Además, ha sostenido que no ha cogido dinero de Rusia, en referencia a las críticas recibidas por la embajada de Estados Unidos acerca de sus relaciones con el primer ministro ruso, Vladimir Putin, según los documentos publicados por Wikileaks.
Actitud irresponsable
Por su parte, el líder del Partido Democrático, Pier Luigi Bersani, ha sostenido que la determinación de Berlusconi "de no tomar en consideración la situación de la crisis" es irresponsable. Según ha afirmado Bersani, cada vez "es más evidente" que el interés del país "sería formalizar la crisis y dar vida a un gobierno de responsabilidad institucional, de transición".
Entre hoy y mañana, Berlusconi y su gobierno se enfrentan a una moción de censura presentada por los partidos de la oposición en el Parlamento.