Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Becas de mantenimiento' para combatir el abandono escolar

EstudiantesReuters
El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la convocatoria general de becas y ayudas para el curso 2009-2010, con un presupuesto de 1.134 millones de euros (un 8 por ciento más que este curso). Se han aprobado las 'becas de mantenimiento' para los alumnos en riesgo de abandono de la Educación Secundaria Obligatoria por motivos económicos, dotadas con 1.350 euros, y por otro lado, las 'becas salario', destinadas a los universitarios presenciales de carreras, por un valor de 2.800 euros. Además, la convocatoria incluye medidas para favorecer a los alumnos universitarios discapacitados.
Según ha informado el Gobierno, el límite de renta familiar para tener derecho a una ayuda se incrementa en un 3,6 por ciento respecto al curso actual, lo que permitirá que haya en torno a un 5 por ciento más de becarios en 2009-2010. Todos los estudiantes que cumplan los requisitos la obtendrán, independientemente del número de solicitantes.
Contra el abandono escolar
La "beca de mantenimiento" tiene como objetivo incentivar la permanencia en el sistema educativo de los alumnos en riesgo de abandonarlo sin ningún título. Se destina a los estudiantes de "rentas menores" que cursen PCPI (mayores 16 años sin ESO) y que se hayan matriculado, además, en el módulo voluntario que conduce a la obtención del título de Secundaria Obligatoria. Porque su percepción quedará supeditada al aprovechamiento escolar del becario y si no lo consiguen tendrán que devolver el valor de la beca.
En la rueda de prensa posterior al Consejo, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha justificado esta nueva beca como un medio más para luchar contra el abandono escolar prematuro, para que los jóvenes puedan culminar el ciclo escolar obligatorio y no tengan que abandonarlo por circunstancias como pudiera ser la necesidad de trabajar. Según ha explicado la vicepresidenta, la "beca-salario" pretende "compensar" la carencia de ingresos de los estudiantes de grados universitarios con dedicación "plena" y, por tanto, "evitar que los jóvenes de rentas bajas se vean forzados a abandonar para ponerse a trabajar".
Para compensar las desventajas de los estudiantes universitarios con discapacidad, éstos podrán recibir ayudas para atender las necesidades específicas y gastos extraordinarios derivados de sus circunstancias personales; los requisitos de créditos matriculados también se adaptarán a sus necesidades concretas.