Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona rechaza prohibir el burka sin un debate previo

Todos los grupos municipales se han mostrado contrarios al burka, pero han rechazado la propuesta del PPC porque han considerado que precisa de un debate más amplio para impedir que la medida se quede en una mera prohibición que no incida en las causas reales del problema.
La portavoz del PPC, Maria Àngels Esteller, ha pedido la prohibición del burka porque es un velo que cubre toda la cara y "atenta a la dignidad y la libertad de la mujer".
Todos los grupos se han mostrado de acuerdo en el "aislamiento" que provoca en la mujer este tipo de velo, aunque la portavoz de ICV y concejal de la Mujer, Elsa Blasco, ha puntualizado que es necesario diferenciar el burka del resto de pañuelos musulmanes y se ha distanciado "del discurso xenófobo que a menudo enmascaran estas prohibiciones".
No obstante, Blasco ha subrayado que eliminar el burka de las calles de Barcelona "puede ser necesario por motivos de seguridad", pero ha añadido que "prohibir sin más no es la solución, porque puede provocar que las mujeres se lo tomen como una nueva imposición".
En este sentido, la representante de CiU, Maite Fandos, ha alertado de la posibilidad de que las mujeres que llevan burka "se queden sin salir de casa" si la prohibición no viene precedida de un trabajo previo con las comunidades.
Por esta razón, ha lamentado que la representante del PPC haya rechazado la enmienda transaccional que pretendía llevar el debate al grupo de inmigración o al de mujeres, para su debate en profundidad.
Fandos ha anunciado que su grupo intentará trasladar el debate a alguno de estos dos foros y la representante del PSC, Imma Moraleda, ha acusado a la portavoz del PPC de "hacer declaraciones rimbombantes" y carecer de "auténtica voluntad de abordar el problema".
CiU contra el burka en las calles

Además, el pleno del Ayuntamiento de Lleida debatirá este mes una propuesta de CiU de modificación de la ordenanza de civismo con el fin de prohibir el uso del burka y el nicab, velo que sólo deja los ojos sin tapar, en los espacios públicos de la ciudad, ha informado la formación nacionalista.
CiU considera que estas prendas de ropa son un obstáculo para la integración de la mujer en la sociedad y atentan contra su dignidad.
El alcalde de Lleida, Àngel Ros, ha explicado explicó que el anuncio de la moción de CiU llegó posteriormente a que él mismo se posicionara públicamente en la polémica sobre el uso del velo islámico señalando la necesidad de establecer límites.
Según el alcalde de Lleida, hay que tener en cuenta que primero hay que analizar si un gobierno municipal tiene competencia para establecer determinadas prohibiciones en los espacios públicos.
La moción de CiU se presentará en el Pleno Municipal del próximo viernes 28 de mayo de 2010.