Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barak consigue que su partido apruebe la coalición con Netanyahu

El líder del Likud, Benjamín Netanyahu, y el líder del partido laborista y ministro de Defensa, Ehud BarakReuters
El jefe del derechista Likud, Benjamín Netanyahu, alcanzaron este martes un acuerdo con el líder del partido laborista y ministro de Defensa, Ehud Barak, para entrar en el próximo gobierno israelí.
Equipos de ambos partidos pasaron la noche negociando los últimos flecos de un pacto que ofrece al laborismo entrar en el Ejecutivo que presidirá Netanyahu con cinco ministros, dos viceministros y un cargo de presidente de comisión parlamentaria, según informaron hoy los medios locales.
Pero el acuerdo de coalición no era definitivo ya que, este martes por la tarde, Barak debía someterlo para su aprobación al Comité Central del partido, formado por 1.470 personas y que podría echarlo para atrás. Finalmente lo ha logrado. Su partido lo respalda.
En la última semana han sido muchas las voces dentro del laborismo que se han opuesto a entrar en un Gobierno liderado por el Likud y 7 de los 13 diputados que el Partido Laborista consiguió en los últimos comicios han manifestado su oposición a un pacto como el que se alcanzó esta mañana.
El lunes, estos 7 parlamentarios enviaron una carta a Netanyahu en la que dejan claro que no se sentirán vinculados por un posible pacto.
Según el pacto alcanzado este martes, el nuevo Gobierno deberá diseñar un plan para la paz en Oriente Próximo, continuar con las negociaciones de paz y comprometerse a respetar los acuerdos firmados por Israel hasta la fecha, además de "hacer cumplir la ley" a los puestos de avanzada ilegales de los asentamientos judíos en Cisjordania.