Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bankinter, condenado a devolver el dinero perdido en Lehman Brothers

Bankinter, condenado a devolver el dinero perdido en Lehman BrothersReuters
La justicia ha condenado a Bankinter a devolver a 15 afectados por la quiebra de los bancos islandeses Kaupthing Bank y Landbanki el 100 por ciento de lo invertido en acciones preferentes de estas entidades, lo que supone un total de 1,58 millones de euros, por no informar sobre las características de estos productos, según la sentencia notificada este martes.
Además, en la misma sentencia, se condena a Bankinter a devolver a 72 afectados por la quiebra de Lehman Brothers "el precio que sus instrumentos tenían al tiempo de la insolvencia, producida entre los días 18 y 28 de septiembre de 2008", según el fallo.
La entidad norteamericana anunció su quiebra el 15 de septiembre de 2008, por eso, los abogados de los afectados consideran que existe "un error" en las fechas y presentarán un escrito de aclaración ante el juzgado para que determine las cantidades a pagar a los perjudicados por Lehman Brothers.
Por su parte, fuentes de Bankinter han calificado de "muy favorable" el fallo referente a los bonos de Lehman Brothers comercializados por la entidad financiera, al considerar que la cifra que resulte del cálculo será "cercana a cero", dada la declaración de insolvencia oficial que la entidad había presentado ya en esas fechas ante el Tribunal de Quiebras de Nueva York.
La juez Carmen Pérez Guijo dicta así la primera sentencia por una demanda colectiva presentada en España por afectados por la quiebra de estas tres entidades, que, en este caso, reclamaban a Bankinter un total de 10,2 millones de euros por las pérdidas sufridas.
Ambas partes han confirmado que recurrirán la sentencia en apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid.
La sentencia otorga el 100 por ciento de lo invertido a los afectados por los bancos islandeses, al concluir que existen "serias dudas" de que los clientes "tuvieran conocimiento y entendieran los entresijos, riesgos y complejidades" de los productos, ya que su venta "generalmente fue por vía telefónica".