Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco Popular reduce su beneficio un 30,7 por ciento por el aumento de las provisiones

Ángel Ron, presidente de Banco Popularcuatro.com
El Banco Popular ha obtenido un beneficio neto de 224,7 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio, lo que supone un 30,7 por ciento menos que en igual periodo de 2008, cuando las ganancias de la entidad se situaron en 324,5 millones de euros, ha informado este lunes el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Excluidas las dotaciones cautelares y los resultados extraordinarios, el banco presidido por Ángel Ron registró un beneficio recurrente de 300 millones de euros, un 0,6 por ciento inferior al del primer trimestre de 2008.
La entidad destinó 295 millones de euros en el primer trimestre a dotaciones por inversiones crediticias y nueve millones de euros adicionales por otras depreciaciones de activos financieros, correspondientes al deterioro de la cartera de valores.
Estas dotaciones representan una prima de riesgos sobre el crédito a la clientela del 1,31 por ciento, un 0,72 por ciento más que en el mismo periodo del ejercicio anterior como consecuencia de la mayor morosidad y de dotaciones cautelares por 106 millones en previsión del deterioro de la economía adicional a las previsiones de los expertos.
La tasa de morosidad del banco se multiplicó casi cuatro veces hasta situarse al finalizar marzo en el 3,82 por ciento, frente al 0,98 por ciento que registró en el primer trimestre de 2008. No obstante, la entidad recordó que el conjunto del sector presentaba en febrero una tasa de mora superior, del 4,18 por ciento. Sumando las garantías y provisiones, el Popular logró una tasa de cobertura del 133,4 por ciento.
Adicionalmente a las pérdidas por deterioro de activos financieros, el banco registró 75 millones de euros de otros resultados negativos que incluyen dotaciones por activos no financieros y resultados extraordinarios por venta de activos propios.
No obstante, el banco señala que los mayores fondos propios han impulsado el valor contable por acción, que asciende a 5,48 euros, con una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) se sitúa en 13,73 por ciento y la rentabilidad sobre activos totales medios (ROA) en el 0,84 por ciento.