Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España insiste en una reforma laboral en pleno debate

Los agentes sociales se encuentran analizando el nuevo documento de reforma laboral, propuesto por el Gobierno, para que se estudie la implantación del modelo austriaco y que no se penalicen los contratos temporales.
Mientras, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha metido prisa a los agentes sociales para que lleguen a un acuerdo y ha advertido de que el mayor riesgo que planea sobre las entidades de crédito españolas es "el desempleo masivo", razón por la que ha vuelto a reclamar que la reforma laboral se apruebe "pronto y con el mayor consenso posible".
En el "XVII Encuentro del sector financiero", Fernández Ordóñez ha asegurado que si se mantienen durante un periodo prolongado "millones de trabajadores en el paro" el sistema bancario podría pasar de "haber sido un soporte de la economía durante la crisis a convertirse en un obstáculo para conseguir la recuperación económica".
Por esta razón, Fernández Ordóñez considera que, si la reforma laboral se demora, las entidades de crédito sufrirán más morosidad, menor negocio, mayor endeudamiento público y, en consecuencia, un encarecimiento de la financiación mayorista.
Los sindicatos, reticentes
Por su parte, los sindicatos no ven con buenos ojos el nuevo documento en el que el Gobierno abre la puerta un abaratamiento del despido. El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha afirmado que "no le gusta ni el tono ni la música" del documento de propuestas que presentó el Ejecutivo en la mesa de diálogo social.
Toxo, en declaraciones a RNE, se quejó de que el Ejecutivo "haya pillado de mala manera" la propuesta que ha hecho su sindicato de explorar vías como el modelo austriaco para resolver problemas en el despido.
Tampoco le convence a Toxo la propuesta del Gobierno de ampliar el uso del contrato de fomento del empleo estable (indemnización por despido improcedente de 33 días por año trabajado), porque este contrato nació hace trece años con una vocación temporal y en determinadas circunstancias y últimamente apenas se utilizaba.
Alabanzas a la reforma
El presidente de Fomento del Trabajo Nacional, Joan Rosell, considera "un buen documento de partida" la nueva propuesta que el Gobierno central ha puesto encima de la mesa del diálogo social, que abre por primera vez la posibilidad de rebajar de los 45 a los 33 días la indemnización por despido. El presidente de la patronal catalana hizo estas declaraciones durante su intervención en el "Fórum Europa. Tribuna Catalunya".
Rosell ha insistido en que la reforma del mercado laboral es urgente y por ello "ahora se debe trabajar este documento de la forma más rápida posible, porque no podemos estar siete meses más mirándolo. Llevamos montones de meses hablando y no podemos esperar indefinidamente". Rosell opina que "ahora se está más cerca de un acuerdo, pero debemos pasar a la acción", e insiste en que el documento recoge los resultados de las negociaciones.
En la conferencia de Rosell en el "Fórum Europa. Tribuna Catalunya" estuvo también presente el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, que se ha limitado a ratificar las palabras del dirigente de Fomento del Trabajo durante su exposición.
El Gobierno puntualiza
Ante las críticas recibidas por los sindicatos, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado que el Gobierno "mantiene su compromiso" de hacer la reforma laboral "sin recortar ningún derecho de los trabajadores"
En una rueda de prensa en Moncloa tras reunirse con los delegados del Gobierno, De la Vega dijo que la propuesta enviada el lunes es "una herramienta de trabajo" remitida "con el objetivo de facilitar el acuerdo" y que "se terminará de perfila en el diálogo social".