Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España cree que la economía aún empeora, pero menos

La economía española se sigue contrayendo, aunque en el segundo trimestre lo hizo ya de una forma más moderada, según subraya el Banco de España en su último boletín económico. El organismo supervisor advierte ciertas mejoras en el sector de la construcción, aunque sólo por la parte de la obra civil y gracias al Fondo Estatal de Inversión Local, y señala que la industria registra un menor deterioro, aunque avisa de que el turismo sigue estando muy débil.
Precisa que en el segundo trimestre se ha ralentizado el descenso del consumo privado y que el ajuste en el mercado de trabajo se está moderando, una moderación que alcanza también a los costes laborales, sobre todo los salariales, aunque se han producido fuertes incrementos de sueldos en sectores que, por el contrario, son débiles, como la construcción.
El boletín del Banco de España confirma una mejora de los indicadores de confianza, sobre todo de las familias, que tienen unas expectativas más favorables sobre la evolución de la economía y la situación financiera, así como sobre su propia capacidad de ahorro.
El Fondo de Inversión Local, funciona
En cuanto a la construcción, el organismo supervisor subraya que el Fondo Estatal de Inversión Local, dotado con 8.000 millones para financiar obras promovidas por los ayuntamientos y crear así empleo, está teniendo efectos positivos y está impulsando la obra civil, pero advierte de que la contracción de la inversión residencial no parece suavizarse.
El Banco de España hace un análisis pesimista del turismo, cuya "debilidad" se agudizó en el primer trimestre de este año y todavía se mantiene, y destaca en este sentido la reducción del número de turistas extranjeros (especialmente británicos, alemanes y franceses), que se ha visto parcialmente compensada por el mayor gasto medio que han hecho.
Dentro de la industria, subraya el mayor dinamismo de la producción de bienes de consumo alimenticio, que en abril empezó ya a tener registros positivos tras ocho meses de contracción, y la menor caída de la producción de bienes energéticos, aunque la de bienes de consumo no alimenticio siguió bajando.