Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez Baltasar Garzón deja en libertad a Rafael Díez Usabiaga para que cuide de su madre

El juez Garzón deja en libertad a Rafa Díez Usabiaga para que cuide de su madreReuters
El juez Baltasar Garzón ha dejado en libertad bajo fianza de 30.000 euros al ex secretario general del sindicato ilegalizado LAB Rafa Díez Usabiaga (en prisión desde el pasado mes de octubre por intentar reconstruir Batasuna a través de 'Bateragune') para cuidar de su madre, que mantiene una "relación de dependencia" con él.
Así consta en el auto dictado por el magistrado de la Audiencia Nacional después de que el acusado solicitara su puesta en libertad el pasado 8 de marzo. En su decisión, Garzón le impone la obligación de rendir quincenalmente información sobre el cuidado dispensado a su madre, la de comparecer dos veces a la semana en el Juzgado y la prohibición de abandonar el territorio nacional.
Una "circunstancia humanitaria"
En el procesado, dice Garzón, "concurre una circunstancia específica de índole personal-familiar" acreditada en un certificado del Ayuntamiento de Lasarte (Guipúzcoa) en el que consta que su madre "ha iniciado los trámites para la prestación y cuidados personales relativos a la Ley de Dependencia, requiriendo como cuidador a su hijo" quien, hasta que ingresó en prisión el pasado 16 de octubre, "ha venido encargándose" de sus cuidados.
Por ello, "esta circunstancia humanitaria" hace que, en opinión del magistrado, la situación de prisión "deba suavizarse" para hacerla compatible con el cuidado de su madre, considerando que ello puede ser posible con la fijación de una fianza que "por sí sola y en forma objetiva sujete al procesado al tribunal, pero que a la vez pueda ser satisfecha en plazo razonable".
Otegi también lo pidió
Otegi también reclamó su puesta en libertad en relación con la causa que ha investigado la financiación de ETA a través de las "herriko tabernas" alegando el estado de salud de su familia, aunque la Audiencia Nacional acordó el pasado 22 de marzo mantener su prisión al estimar el riesgo de reiteración delictiva.
Posteriormente, el pasado 16 de abril, este tribunal le concedió un permiso de fin de semana a Otegi para que fuera trasladado a la cárcel de Martutene (Guipúzcoa) y desde allí que se le custodiara para visitar a su padre.