Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE ve necesaria una reforma laboral en España

El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, se ha mostrado este lunes "totalmente de acuerdo" con el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez. Trichet ha asegurado que es necesaria una reforma laboral que flexibilice el mercado para salir de la crisis, ya que, entre otras cosas, considera que el sistema de protección actual es "excesivamente oneroso" para las empresas.
Así, se ha mostrado a favor de cualquier idea que permita avanzar hacia un mercado más flexible y dinámico. Entre otras, apuesta por potenciar las negociaciones a nivel de empresa, para que éstas puedan adaptarse con facilidad a las diferentes situaciones desde el lado del empleo y no caer en una "excesiva rigidez".
El fin de las cláusulas de revisión salarial
Además, Trichet ha considerado necesario dejar de aplicar las cláusulas de revisión salarial, por las que se actualizan los salarios en función del objetivo de inflación. "La presente situación sugiere la necesidad de una moderación de los salarios" y "dejar de indexarlos" al objetivo de inflación, ha señalado.
Así, Trichet ha recordado que la persistencia de la inflación y del diferencial existente en la media de costes laborales con la zona euro durante la expansión económica de España en los últimos años ha dañado una competitividad "que ahora deberá ser recuperada".
Otras reformas estructurales

Más allá de lo laboral, Trichet ha considerado necesario hacer otro tipo de reformas estructurales cuya aplicación debe acelerarse por causa de la crisis. En este punto, el se ha mostrado contundente respecto a la situación de España: "No tiene margen para endeudarse".
Trichet ha mostrado un interés especial en que los países de la zona euro, incluido España, recuperen cuanto antes "la senda de una situación sostenible". "Si queremos proteger los intereses de nuestros hijos y nietos y reactivar la economía, hace falta emprender el sendero creíble de la sostenibilidad", ha sentenciado.