Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BBK considera "definitivamente rotas" las conversaciones con CAM para una "fusión fría"

La Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK) ha dado por rotas las conversaciones que mantenía con la alicantina Caja Mediterráneo (CAM) para constituir una Sistema Institucional de Protección (SIP), lo que se conoce en el argot del sector como "fusión fría" o "virtual".
Las negociaciones han quedado "definitivamente rotas" este fin de semana, debido a la pretensión de CAM de contar con la mayoría en la nueva entidad resultante.
Ruptura "definitiva"
Este planteamiento no ha sido aceptado por BBK, lo que ha derivado en una ruptura "definitiva" del proceso negociador con la caja vizcaína, que ha precisado, por otra parte, que no ha mantenido ninguna negociación con Cajastur a pesar de las informaciones que apuntaban en este sentido.
Pese a todo, la entidad vasca ha insistido en que seguirá estudiando cualquier tipo de oportunidad que pueda surgir en el mercado.