Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Australia ayuda a Julian Assange tras su detención

Australia ayuda a Julian Assange tras su detenciónCuatro/CNN+
La embajada australiana en el Reino Unido se ha puesto en contacto en Assange tras su comparecencia el pasado martes ante el juez por una orden de extradición emitida por las autoridades suecas a causa de un presunto delito de acoso sexual.
Rudd, quien ha calificado de "irresponsable" a Assange por la publicación de miles de cables diplomáticos que comprometen la diplomacia estadounidense, ha indicado que se le prestará asistencia consular "como a cualquier otro ciudadano australiano".
El fundador de WikiLeaks, de 39 años, se entregó el pasado martes a las autoridades británicas para declararse inocente de los cargos, tras ser denunciado el pasado agosto. Sin embargo, Assange ha acusado a las autoridades australianas de colaborar con Estados Unidos y de querer "matar al mensajero" para ocultar la verdad, en un artículo publicado en el diario "The Australian".
En ese artículo Assange dice que "WikiLeaks tiene cuatro años de historia. Durante ese tiempo hemos cambiado gobiernos, pero ni una sola persona, que se sepa de momento, ha resultado dañada". Pero EEUU, con la connivencia del Gobierno australiano, ha matado a miles de personas sólo en los pasados meses", añade en su escrito el fundado de la polémica web.
Por su parte, el ex primer ministro John Howard, quien durante su mandato decidió que Australia formara parte de la alianza militar que invadió Irak con Estados Unidos al frente, ha indicado que la detención de Assange no está relacionada con la publicación de las filtraciones.
"Sunpongo que el Gobierno australiano pedirá para él (Assange) que sea tratado como cualquier otro extranjero en esa situación y que le preste la asistencia a la que tiene derecho", ha dicho Howard. El ex líder conservador ha rebatido que el Gobierno australiano se haya despreocupado por la situación de Assange.
"Ningún australiano fuera de su país puede esperar ser objeto de una protección especial bajo la legislación de Australia cuando está en el extranjero", ha agregado Howard. Algunos de los cables publicados por WikiLeaks pueden perjudicar las relaciones entre Australia y China, países que se han esforzado en los últimos años en fortalecer su colaboración económica y política en los últimos años.
Según el ex primer ministro australiano, Assange no ha cometido ninguna falta por el hecho de que WikiLeaks haya publicado cables que contenían "comentarios con franqueza". "Todo periodista publicará información confidencial si la obtiene, sujeta únicamente a concluyentes intereses en materia de seguridad nacional", ha señalado.
La publicación de cientos de informes diplomáticos estadounidenses ha puesto en evidencia a este país y a muchos de sus aliados y ha revelado informaciones controvertidas sobre Afganistán, China, Corea del Norte, Yemen o Arabia Saudí.
Wikileaks en España
La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha dicho que su departamento "no ha hecho" a EEUU el "ofrecimiento" de ubicar en la base de Rota el mando de las fuerzas militares estadounidenses para África (Africom) y que tampoco le consta un "ofrecimiento formal" simétrico por parte de este país.
Chacón ha desestimado de esta forma la información que se trasluce de algunos de los documentos diplomáticos norteamericanos filtrados por la plataforma Wikileaks. No obstante, ha adelantado que, si llegara a concretarse esa posibilidad, España lo haría "para reforzar las relaciones con EEUU", que ya de por sí ha calificado de "óptimas", pero "también con los países del norte de África", con los que comparte intereses comunes muy sensibles como el terrorismo internacional y la inmigración ilegal.
Otro tema que ha comentado de los suscitados por las filtraciones de Wikileaks fue el de la modificación del convenio de defensa con EEUU. Según Chacón, el que suscribió el ex presidente del Gobierno José María Aznar era "un convenio que no nos permitía hablar de tú a tú con Estados Unidos", porque para este país era un tratado para España sólo un acuerdo.
De modo general, Chacón ha reconocido que sigue "con interés" las filtraciones de Wikileaks pero no con preocupación, porque se trata de "cables que son comentarios subjetivos, no una información objetiva, que los funcionarios americanos pasan a superiores", a veces tratando de "exagerar sus méritos" ante ellos. Además, ha apuntado que "una parte de esos cables son para Susanita (el personaje del dibujante Quino), a la que le gusta el chismorreo".

Por otro lado, el vicepresidente y ministro de interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, también ha sido preguntado por las filtraciones de Wikileaks en las que la Embajada de Estados Unidos hablaba positivamente de sus aptitudes políticas, el vicepresidente primero ha señalado en tono de humor que se reconocía en la descripción "de forma parcial".
Ataques informáticos contra Mastercards
Un grupo de piratas informáticos autodenominado Anonymous ha reivindicado un ataque contra la página web de MasterCard en represalia por la decisión de la compañía financiera de retirar los servicios que prestaba al portal Wikileaks. El mismo grupo de 'hackers' sería el responsable de un ataque similar a la Fiscalía sueca, que ha presentado los cargos por abusos sexuales contra el fundador de Wikileaks, Julian Assange.
"Nos satisface informarles de que MasterCard está caída y está confirmado", explica el grupo en su página de microblogging Twitter, según recoge la cadena BBC. Además, este grupo también bloqueó las páginas de la SGAE y el ministerio de Cultura el mes pasado.
El ataque es el movimiento más potente en defensa de Assange aunque no es el único. El grupo ataque desde hace varias horas los sistemas informáticos de los abogados suecos de las dos mujeres que acusan de abusos sexuales al fundador de wikileaks.