Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Nacional prohíbe las concentraciones en las que se iban a exhibir fotos de etarras

A lo largo de este viernes y el próximo miércoles estaba previsto que tuvieran lugar las cuatro concentraciones en Mondragón (Guipúzcoa) en las que se iban a exhibir fotografías de presos etarras, así como un acto organizado en este municipio en homenaje al presunto etarra Pakito Arriaran.
Las cuatro primeras concentraciones, fueron convocadas por la Asociación de familiares de presos etarras, Etxerat, para este viernes por la tarde y para el próximo sábado, lunes y martes. La TSJPV revocó la orden del Departamento de Interior del Gobierno en la que se prohibía la exhibición de fotografías de reclusos de ETA.
En cuanto al acto de homenaje al etarra fallecido, Pakito Arriaran, que iba a consistir en una comida popular, una proyección de videos y un concierto nocturno, ha sido prohibido por las mismas razones.
Según la opinión del magistrado Velasco, las concentraciones convocadas bajo el lema "Los queremos en casa" son "una clara manifestación exteriorizada y objetiva de ensalzar a los terroristas" y se producen "dentro de un estrategia de apoyo a ETA".
Lo que el auto ha dictado
Según ha señalado el acto dictado este viernes "las concentraciones no responden al ejercicio de la libertad de reunión y manifestación ni al derecho a la libertad de expresión sino que constituyen actos preparatorios de un presunto enaltecimiento del terrorismo y su consiguiente reactivación del dolor causado a sus víctimas".
Velasco ha concluido que el objetivo de las concentraciones de Etxerat es "regenerar, apoyar, enaltecer y justificar" a ETA y sus asesinos, así como "captar posibles adeptos que traspasen la ideología ingresando en la delincuencia".
Por último se ha decretado la prohibición de los actos y pide que la Policía y la Guardia Civil "adopten las medidas necesarias para prevenir un posible enaltecimiento terrorista".
Detenido "Kinito"
Por otra parte, el ex miembro de la Mesa Nacional de Herri Batasuna (HB) Joseba Urkijo Borde, "Kinito", que en 1989 confesó haber sido confidente del subcomisario José Amedo en la época de los GAL, ha sido detenido en Llodio (Álava).
Fuentes de la lucha antiterrorista han señalado que la detención ha sido practicada por la Policía por orden de sección segunda de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional.
Urquijo fue imputado en noviembre de 2002 por el delito de pertenencia a ETA por el juez Baltasar Garzón junto a otros veintiún dirigentes de Batasuna a los que acusó de formar parte del entramado directivo de ETA "con perfecto conocimiento y alcance de la integración de ésta".
Para entonces, Urkijo llevaba trece años "desaparecido", desde que el 25 de abril de 1989 confesara públicamente que llevaba siete años siendo confidente de Amedo, entonces encarcelado como organizador de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL).