Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atentado suicida en Irak

Una vez más, el terrorismo ataca a Nínive. Una explosión de un insurgente suicida acaba con la vida de 9 personas y hiere a 33. El atentado se produjo en la mezquita suní de Tal Afar durante los tradicionales rezos del viernes.
Según informa la Policía, un hombre perpetró su inmolación mientras se celebraban los tradicionales rezos del viernes en Tel Afar. Esta localidad es habitada en su mayoría por turcomanos chiíies, etnia minoritaria en Irak, víctima de muchos atentados de este tipo. Sin ir más lejos, el pasado 9 de julio, murieron 34 personas, y el 11 de julio otras cuatro.
Nínive es considerada el último gran bastión de los insurgentes, expulsados en su mayoría de Bagdad y de Anbar, por jeques tribales suníes aliados del Ejército estadounidense. Las mezquitas chíes, son uno de los principales objetivos de los ataques suicidas.