Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asociación de Clérigos Combatientes desconvoca, presuntamente, una marcha de protesta en Irán

La Asociación de Clérigos Combatientes, que apoya al líder de la oposición iraní Mir Husein Musaví, ha desconvocado la marcha de protesta prevista para este sábado para protestar contra los resultados electorales del pasado 12 de junio.
En un comunicado divulgado por la televisión nacional, la plataforma, a la que pertenece el ex presidente Mohamad Jatamí, ha asegurado que "al carecer de la autorización requerida, la marcha no tendrá lugar".
Pero la situación se ha tornado confusa, ya que otras fuentes de la oposición "verde" han asegurado que la marcha sigue adelante pese a las advertencias del líder supremo, Ali Jameneí, y de la Policía Nacional, que tiene tomadas las calles.
El líder de la oposición, Mir Husein Musaví, ha anunciado que dará un comunicado en breve, pero algunos de sus ayudantes ya han adelantado que el ex primer ministro no ha convocado la marcha de este sábado.
Ausencia de dos de los tres perdedores
Por su parte, el Consejo de Guardianes recontará el 10 por ciento de las urnas colocadas en las elecciones del pasado 12 de junio, cuyo resultado ha denunciado la oposición como fraudulento. "Aunque el Consejo de Guardianes no está obligado legalmente, estamos dispuestos a recontar el 10 por ciento de las urnas al azar en presencia de representantes de los tres candidatos derrotados", ha dicho el portavoz del Consejo, Abas Ali Kadkhodaei.
Según el funcionario, el resultado final se conocerá el próximo miércoles. Los tres candidatos derrotados estaban convocados este sábado a una reunión extraordinaria del Consejo de Guardianes para analizar las 646 quejas formales que han tramitado por presuntas irregularidades en las elecciones presidenciales.
Sin embargo, ninguno de los dos candidatos reformistas, ni Mir Husein Musaví ni Mehdi Karrubí asistieron, y solo lo ha hecho el conservador Mohsen Rezaeí.