Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Armada iraní detiene a un yate británico

Cinco marineros británicos que navegaban en un yate desde Bahrein a Dubai han sido detenidos por la Armada iraní, según ha informado hoy el Ministerio de Exteriores del Reino Unido.
El yate, de la organización "Sail Bahrain" y tripulado por los cinco británicos, se llama "Kingdom of Bahrain" y fue retenido por barcos militares iraníes el pasado miércoles, cuando iba de camino a la regata Dubai-Muscat.
Según los medios británicos, los detenidos son Luke Porter, Oliver Smith, David Bloomer, Oliver Young y Sam Usher.
También ha trascendido que Smith, de 31 años, es un experimentado navegante de Southampton, en el sur de Inglaterra, mientras que Bloomer tiene origen irlandés, trabaja como locutor deportivo para la emisora Bahrain Radio y parece que viajaba a bordo para hacer crónicas en directo sobre la singladura.
Por su parte, el ministro británico de Asuntos Exteriores, David Miliband, ha indicado que su departamento solicitó el pasado día 25 "clarificación" a las autoridades iraníes sobre el suceso, e intenta "resolver el asunto con rapidez".
Según el Foreign Office, la tripulación, que se haya todavía en Irán y, al parecer, se encuentra bien, pudo haberse "desviado hacia aguas iraníes de manera inadvertida".
"Nuestro embajador en Teherán ha planteado el asunto al Ministerio de Exteriores iraní y nosotros hemos tratado la cuestión con la Embajada iraní en Londres. Espero que este tema se resuelva pronto", subrayó Miliband.
"Seguiremos en estrecho contacto con las autoridades iraníes, así como con las familias (de los detenidos)", ha agregado el jefe de la diplomacia británica, toda vez que la Embajada británica en Teherán demandó la liberación inmediata de los cinco detenidos.
La detención se ha producido en un momento de tensión en las relaciones bilaterales entre el Reino Unido e Irán por el polémico programa nuclear de la República Islámica, al que Occidente se opone por temor a que pueda ser usado para fabricar armas atómicas.
No es la primera vez que Irán detiene a nacionales británicos en alta mar, ya que la Armada iraní detuvo en 2007 a punta de pistola a 15 militares del Reino Unido, que fueron retenidos durante trece días.
Los militares, detenidos por haber invadido supuestamente aguas de Irán, fueron puestos en libertad después de que el presidente iraní, Majmud Ahmadinejad, les concediera el perdón.