Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Armada disparó a los piratas cuando abandonaron el Alakrana

Carme Chacón, ministra de Defensa, y Julio José Rodríguez, jefe del Estado Mayor de la Defensa.Reuters
Un helicóptero de la Armada disparó a los dos esquifes en los que los últimos piratas del Alakrana abandonaron el pesquero. Ninguno de los somalíes resultó herido porque alcanzaron antes la playa.
Así lo ha precisado el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el general Julio José Rodríguez, en una rueda de prensa en la que, junto a la ministra, Carme Chacón, ha ofrecido los detalles de la operación militar puesta en marcha tras el secuestro del atunero.
El pesquero navega en dirección a las Islas Seychelles, escoltado por la fragata Canarias. Uno de los marineros ha sido trasladado al buque militar después de que se creyera que sufría una angina de pecho aunque, una vez examinado, se ha comprobado que está bien y estable.
Rodríguez ha recalcado que no se procedió a atacar a los piratas hasta que el patrón del Alakrana comunicó que el último somalí había abandonado el barco. Fue entonces cuando uno de los helicópteros de la Armada comenzó a perseguir a los secuestradores que se dirigían a toda velocidad hacia la costa.
Disparos a los piratas
Con el fin de detenerlo, el helicóptero abrió fuego "por la proa" y, a continuación, "en la zona del motor", aunque "debido a la corta distancia de la playa" los dos esquifes la alcanzaron, y los piratas desembarcaron y se confundieron con la gente que estaba allí.
"No hubo heridos, ni muertos", ha indicado, antes de relatar que el helicóptero se dirigió entonces hacia el Alakrana para unirse al objetivo de evitar su recaptura por otros piratas.
Preguntada por el rescate, Chacón ha reiterado que el Gobierno ha puesto sobre la mesa "todos los esfuerzos en todos los ámbitos", político, diplomático, de inteligencia, cooperación internacional y militar, pero ha añadido que todos han sido, "siempre y únicamente, legales".
La detención de los piratas
El JEMAD ha relatado cómo se produjo la detención de los dos piratas que se encuentran a disposición de la Justicia española, y la permanente vigilancia que las fragatas "Canarias" y "Méndez Núñez" realizaron "a cierta distancia" del pesquero para evitar ser detectadas por los piratas.
Ese mismo día, se embarcó a los dos piratas detenidos a un petrolero francés que los llevó a Yibuti, desde donde fueron trasladados al avión militar español que los envió a España, siempre custodiados por personal de la Armada española.
Preguntado por el momento en el que los piratas afirmaron que habían desembarcado a tierra a tres tripulantes, ha asegurado que la Armada constató "movimientos frecuentes entre el buque y la costa", aunque ha añadido que son normales en este tipo de secuestros.