Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Apretón de manos que acerca posiciones entre EEUU y la UE

Tras los desencuentros de la era Bush, los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 se han reunido este domingo en Praga con el presidente estadounidense, Barack Obama, para tratar de dar un nuevo impulso a las relaciones entre la UE y Estados Unidos.
La agenda ha estado centrada en la lucha contra el cambio climático; Oriente Próximo, incluyendo Afganistán, Pakistán e Irán; y la cooperación económica para hacer frente a la crisis.
Este tipo de reunión entre el presidente norteamericano y los líderes de los 27 se está convirtiendo ya en una tradición al inicio de cada presidencia en EEUU. Se produjo con Bush hace ocho años bajo presidencia sueca en Gotemburgo y hace cuatro años bajo presidencia luxemburguesa en Bruselas.
La presidencia checa de la Unión Europea ha querido "estructurar" el almuerzo de trabajo de los Veintisiete con Obama para que no se convierta en una ronda de discursos repitiendo las mismas cosas o contradiciéndose. Por ello, ha designado a cuatro jefes de Gobierno quehan introducido ante el presidente norteamericano los tres temas de la agenda de la cumbre.
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido el elegido para presentar a Obama la posición de la UE sobre Oriente Próximo. Su mensaje: que europeos y estadounidenses deben cooperar en esta región y repartirse tareas. Su designación como portavoz se debe a que España ocupará la presidencia de turno de la UE durante el primer semestre de 2010.
Como si fuera la primera vez
El encuentro entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente estadounidense, Barack Obama ha durado algo más de media hora y ha transcurrido en un ambiente cordial.
Esta era la primera reunión de Zapatero con un presidente estadounidense en cinco años, y ha estado precedida por un apretón de manos entre ambos líderes ante la prensa.