Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Anpier recorrerá España durante dos meses para denunciar la situación de los pequeños fotovoltaicos

La Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (Anpier) inicia este mes el 'Camino del Sol 2016', un recorrido de dos meses de duración por toda la geografía española en el que se reunirá con autoridades y ofrecerá un total de 22 actos para denunciar la situación de los pequeños productores fotovoltaicos.
La asociación explica en una nota que la campaña concluirá con un congreso de pequeños y medianos productores fotovoltaicos, que se celebrará en Murcia y que contará con la presencia, para el acto de clausura, del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.
Aparte de dar a conocer la situación del colectivo fotovoltaico a la sociedd, Anpier defenderá además su proyecto de transición energética y aprovechará para exigir soluciones y respuestas al "caos sectorial" generado por la "reforma Nadal-Soria".
"Con la perspectiva de un renovado orden político, basado en el consenso de las cuestiones esenciales del Estado, como la articulación definitiva de un modelo energético sostenible, justo y eficiente, Anpier inicia este nuevo recorrido por toda la geografía española", indica.
Los fotovoltaicos también defenderán el principio de seguridad jurídica de las familias que invirtieron en energía solar y promoverán el uso social de la fotovoltaica como base de un necesario cambio de modelo de generación eléctrica imprescindible para combatir el "devastador cambio climático queprovocan las energías fósiles".
"Los drásticos recortes retroactivos impuestos por el Gobierno Rajoy al sector fotovoltaico han obligado a la gran mayoría de las 62.000 familias productoras españolas a refinanciar sus instalaciones para no perder sus activos ni las garantías personales retenidas por la banca", señala la asociación.