Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ang Lee, director de Billy Lynn: "La tecnología en el cine debe servir a la historia"

El último trabajo de Ang Lee adapta a la gran pantalla la novela de Ben Fountain "Billy Lynn's Long Halftime Walk", que cuenta la historia de la vuelta al hogar de un joven soldado y cómo es manipulado tras protagonizar una acción heroica durante la guerra en Irak.
El filme además ofrece una nueva manera de ver cine, donde los ojos del espectador son presentados con mucha más información y detalles que lo habitual, gracias a la nueva tecnología digital que explora el laureado cineasta de origen taiwanés.
¿Qué sintió al leer la novela?
Antes de terminar de leerla ya tenía claro que quería hacer la película. No escojo proyectos con facilidad porque terminan ocupando un par de años de mi vida, pero cuando siento esa conexión no me puedo resistir. Es un instinto en el que confío.
Con este filme plantea una revolución tecnológica, al usar muchos más fotogramas por segundo de los habituales.
Después de rodar "La vida de Pi" estaba buscando un nuevo formato tecnológico, y lo encontré con este proyecto.
¿Qué le permitió esa tecnología en este caso?
Mostrar las cosas de una forma distinta, a través de los ojos de un joven de 19 años. De esta manera intenté hacerle justicia al libro, plasmando en pantalla lo que sentí a leerlo. Para mí la tecnología no debe ofrecer trucos sino servir la historia, y en este caso permitir estudiar estos rostros. Así vemos el esfuerzo de los actores, a través de esta historia tan humana.
Usted no toma posturas en torno a la guerra.
En efecto, porque prefiero que sea el espectador quien lo haga. Como dramaturgo prefiero examinar el aspecto humano sin hacer comentarios, y que cada persona llegue a su propia conclusión. Sólo intento entender la guerra, para después dejar que cada personaje llegue a su propia relación con esta compleja realidad.
¿Qué investigación llevó a cabo?
Viajé a Irak y hablé con personas de ambos bandos. Es algo delicado en el que todo el mundo sufre. Se te parte el corazón cuando estudias a fondo la realidad de lo que ocurre durante una guerra.
Y luego está el aspecto de la percepción que el público tiene de todo ello.
Así es, porque la novela compara la percepción pública de la guerra con lo que los soldados realmente sienten. Así entiendes por qué estos soldados están tan unidos. En cierto modo están enfrentados a los demás, tanto en el campo de batalla como cuando vuelven a casa. Es una realidad que con esta tecnología intento que se perciba mejor.
Háblenos de la experiencia de ver "Billy Lynn" con esta nueva tecnología.
Creo que lleva un tiempo acostumbrarte a ella, por lo que estoy seguro que de entrada puede sorprender. Es el inicio de una nueva manera de ver cine, dentro de esta era digital en la que nos encontramos. Yo no tengo las respuestas, sino que simplemente invito al espectador a dar este salto conmigo.