Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ander Mirambell logra en Lake Placid su mejor resultado en la Copa del Mundo

El piloto español de skeleton Ander Mirambell ha finalizado en decimotercera posición la prueba correspondiente a la Copa del Mundo que se disputó este viernes en Lake Placid (EEUU), obteniendo así su mejor marca personal en el campeonato en la última prueba de este 2016.
Los resultados supusieron además que el catalán firmara su mejor arranque de temporada al acumular su segunda entrada en el 'top 20' tras su estreno en el puesto número 15.
Con un registro final de 54"19 en la primera tanda, Mirambell consiguió sobreponerse a las gélidas temperaturas norteamericanas que alcanzaron los -23'8ºC y que complicaron aún más tanto la salida como el pilotaje debido a la reducción del 'grip'. Pese a firmar una mala salida, el representante español se puso manos a la obra para arreglar el error con un segundo y tercer parcial que rozaron la perfección y le colocaron a solamente nueve décimas del líder.
"Ha sido mi mejor bajada del año. He pilotado muy concentrado y sin cometer errores. De hecho, si el circuito tiene 300 metros más no sé dónde podría haber llegado", apuntó Mirambell, entusiasmado por el tremendo momento que atraviesa.
La segunda manga, a pesar de no ser tan brillante (54"49) le permitió mantenerse en un puesto privilegiado para él, y es que un error al tomar la 'chicane' le relegó del puesto 11 al 13 definitivo e histórico para aventajar a potencias en skeleton de la talla de Austria o Suiza.
"No he podido calentar de cara a la segunda bajada y he salido un poco frío. Además del pequeño error en la 'chicane', consecuencia del poquísimo 'grip' de la pista, quizás podría haber arriesgado con los reglajes", manifestó el corredor, "más que satisfecho con el resultado y las sensaciones" que le transmitió este cierre de año, antes de tomarse unas pequeñas vacaciones por Navidad.
Este 2016 fue calificado por el barcelonés como "el mejor año" de su carrera profesional a pesar del lunar de su rotura del ligamento cruzado de la rodilla, que le impidió prácticamente realizar pretemporada. "He dado un gran salto a nivel mental y de pilotaje", admitió, exultante.
Mirambell regresa ahora a España previa preparación de las seis últimas citas de la Copa del Mundo, situándose la tercera y la más próxima el día 7 de enero.