Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Andalucía subirá el IRPF a las rentas superiores a 80.000 euros

Andalucía subirá el IRPF a las rentas superiores a 80.000 eurosCNN+/Cuatro
El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha anunciado que incrementará el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en 2011 a quienes ganen más de 80.000 euros.
Esta cantidad es la más baja establecida por las autonomías que ya han adoptado medidas en este sentido. Cataluña decidió aumentar el IRPF a las rentas superiores a 120.000 euros anuales y Baleares, por su parte, cifró esta cantidad en 100.000 euros.
En su primer Debate sobre el Estado de la Comunidad, Griñán ha anunciado un paquete de medidas para hacer frente a los nuevos objetivos de estabilidad, cuyos objetivos son incrementar los ingresos y mejorar la recaudación; la reducción del gasto público y la reestructuración del sector público.
De este modo, Griñán ha anunciado que se establecerán tres nuevos tramos en la tarifa autonómica del IRPF, a partir del 1 de enero, para que tributen más las rentas superiores a los 80.000 euros anuales.
Además, la Junta fijará un nuevo impuesto sobre los depósitos de las entidades de crédito en Andalucía para que el sector financiero contribuya también a conseguir los objetivos de estabilidad y un impuesto sobre las bolsas de plástico de un solo uso, al tiempo que se implantará en Andalucía el céntimo sanitario.
Ahora de hasta 1.500 millones de euros
Asimismo, el Gobierno andaluz reducirá el parque de vehículos y las dietas de la Administración autonómica.
El Gobierno andaluz calcula que con estas medidas, durante este año, se podrán ahorrar hasta 1.500 millones de euros.
Griñán ha apostado en su discurso por la reestructuración de las cajas de ahorros, pero sin queéstas se desnaturalicen y procurando que se mantenga su viabilidad.
El presidente ha entonado también, durante su discurso, el 'mea culpa'. "Sé que hemos podido cometer errores pero quiero que encontremos mejores resultados", ha aseverado.
Desde su punto de vista, esta crisis "ha sido un fracaso colectivo porque nos ha desvelado que muchas verdades ocultas se empiezan a ver", al tiempo que ha destacado que "hemos comprobado que la especulación no es una fuente de riqueza y el dinero no puede ser una mercancía".
Sin embargo, ha lanzado un mensaje de confianza y ha afirmado que "podemos salir pronto de la crisis". "Es hora de volver a la senda de la estabilidad y vivir dentro de nuestras posibilidades", ha dicho. "El tiempo de aplazar las decisiones difíciles es un tiempo muerto", ha subrayado