Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Aminatu de Sevilla

Una activista pro derechos humanos ha iniciado este sábado una huelga de hambre "indefinida" en Sevilla en solidaridad con Aminatu Haidar, con el fin de que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero tome un "posicionamiento firme" ante una situación de la que es "parte responsable".
La activista, Eva A., ha explicado que el objetivo de la huelga de hambre y de la "concentración permanente" es solidarizarse con Aminatu Haidar y denunciar, dice, "el juego de paso de responsabilidades que se está dando entre el Gobierno español y el marroquí", ya que a su juicio, no están respetando los derechos humanos de la activista saharaui.
En este sentido, ha señalado que se está cometiendo una vulneración del derecho de libre circulación que tiene una persona para "salir de su tierra y volver libremente", y califica de "secuestro y bloqueo" la situación de Aminatu Haidar, "una persona bastante importante con respecto a la causa del pueblo saharaui".
Asimismo, ha asegurado que el "destierro" que está sufriendo esta activista "no es una actuación aislada", sino que según afirma, forma parte de una "política de represión" por parte del Gobierno de Marruecos y "del español que ha accedido a la entrada ilegal de una persona forzada a quedarse en un país que no es el suyo".
"Se trata de una agresión contra una persona y un destierro premeditado al ser una activista internacional que difunde por todo el mundo la causa de su pueblo, por lo que con la retirada de su pasaporte lo que se ha hecho es bloquear y matar políticamente a Aminatu", lamenta, a lo que suma que si con ello pretenden acallar la palabra de la activista, "se está atentando contra la lucha de la difusión de la causa saharaui".

Por último, ha aprovechado la ocasión para denunciar también la vulneración "desde hace 35 años" de los derechos de autodeterminación del pueblo saharaui y exigir al Gobierno una "actitud política respecto a la descolonización pendiente del Sáhara Occidental".