Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alfon se entrega a la policía

Más de 500 personas se han concentrado en la madrileña Iglesia Roja de Entrevías, para evitar que la policía detenga a Alfon, al que ya tratan de mártir. Alfonso Fernández, de 23 años, ha sido condenado por la Audiencia Nacional a cuatro años de cárcel por tenencia de explosivos durante la Huelga General de 2012. Después de varias horas de protestas, Alfon se ha entregado y ha abandonado la iglesia entre aplausos. En este momento se ha desatado la tensión, conatos de cargas y más indignación por una condena que, según sus camaradas, responden a un juicio político. El joven activista alega que no llevaba ninguna mochila con explosivos y que todo se debe a una treta de la Policía por no querer identificar fotográficamente a unos miembros de los Bukaneros, una peña del Rayo Vallecano. El próximo sábado hay convocadas varias manifestaciones para exigir su puesta en libertad.