Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alexandra Gastaut, la francesa que diseña trajes de flamenca

En España se celebra Halloween y en Francia diseñan trajes de flamenca. Parece que el mundo al revés, pero es la realidad del 2017. La diseñadora Alexandra Gastaut se convierte en la gran novedad de la XXIII edición del Salón Internacional de la Moda Flamenca, la primera la primera francesa que se lanza al mercado de la moda flamenca.
Desde su taller parisino ha confeccionado cada uno de los 20 modelos que desfilarán el próximo 5 de febrero a las 19,30 horas en la pasarela de moda flamenca más importante de nuestro país.
Tras pasar por los equipos de firmas internacionales como Acne Studios y Lanvin, creó su propia firma de moda, Atelier 109 París para la que diseña trajes de flamenca después de sentir un auténtico flechazo por Sevilla, su feria, su cultura, su gente y su moda.
Formó parte del equipo de producción de Acne Studio y gracias a Lanvin se formó en diseño y ahora pone en práctica todo lo que aprendió en su colección flamenca 2017, en la que lleva un poco de Sevilla a París y un poco de París a Sevilla, que lleva como título El diablo ya no viste de Prada.
En sus diseños de Simof descubrirá una nueva forma de entender el traje de flamenca desde el punto de vista de la moda y la cultura francesa. Inspirada por su ciudad natal, París, repasa cada uno de sus distritos y su idiosincrasia con un toque sevillano.
¿Cómo se consigue? "No he querido diseñar los típicos y habituales trajes de flamenca muy sexy, aunque sean estupendos. La verdad es que en París no solemos ir con vestidos muy ajustados y si la parte superior es ajustada, la parte inferior no lo será, y viceversa", explica la diseñadora. Añade a esa fórmula un toque de street style y algunas figuras oversize "para convertir el cuerpo de la flamenca en un misterio", comenta la diseñadora.