Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania y Francia forman un frente común contra la especulación

Sarkozy y Merkelcuatro.com
"Bruselas debería aligerar los esfuerzos para imponer controles más estrictos para los bonos soberanos y la venta en corto. En particular, creemos que es necesario mejorar la transparencia de las posiciones cortas de venta de las acciones y bonos, especialmente los bonos soberanos", decía la carta. "El trabajo de la Comisión Europea debería extenderse también a la posibilidad de una prohibición a escala comunitaria de la venta corta de todas o algunas de sus acciones y los bonos soberanos."
Alemania prohibió de manera unilateral la venta corta al descubierto -en la que el vendedor no posee el activo subyacente- de las acciones de sus bancos más grandes, los bonos del gobierno y del euro relacionados con canjes de incumplimiento crediticio. Esta decisión fue muy criticada al dejar patente la descoordinación que existe entre los países de la Eurozona para enfrentar la crisis. Además, también aumentó la incertidumbre de los mercados y ha forzado a revelar las posiciones en corto en todos los valores.
En la carta conjunta, los dos líderes han señalado que la Comisión también debería estudiar la posibilidad de armonizar los plazos para la liquidación y entrega de valores en toda la UE. "Estamos seguros de que podemos contar con su compromiso absoluto para hacer frente a estas cuestiones, que revisten una importancia crucial para la defensa de la estabilidad financiera en la Unión Europea", han indicado los líderes al final de la carta dirigida a Barroso.