Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alejandro Sanz hace bailar al Baclaycard Center con su gira 'Sirope Vivo'

Después de una larga espera para sus fans, Alejandro Sanz aterriza en Madrid y lo hace con un concierto muy especial para terminar su gira Sirope Vivo. Con el cartel de 'no hay entradas' colgado desde hace días, el cantante logró poner en pie a todo el público del BarclayCard Center de Madrid con canciones de su último disco como El silencio de los Cuervos o Un zombie a la intemperie.
Esta última parada en España viene precedida por su gran éxito en Latinoamérica. Entre los meses de febrero y marzo el artista ofreció más de 30 conciertos en países como México, Chile, Argentina, Paraguay, Perú, Panamá, Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Colombia, Costa Rica o República Dominicana. Alejandro estuvo acompañado en el escenario por su amigo y compañero de profesión Miguel Poveda con el que cantó No me compares, Malú con la que interpretó Desde cuando o José Mercé con el que cantó el ya clásico Corazón partio.
Un concierto muy diferente a los anteriores que el artista había ofrecido con su Tour Sirope, ya que en esta ocasión no faltaron algunos de sus míticos temas de sus primeros discos. Y tampoco faltó su increíble éxito junto a Marc Anthony, Deja que te bese. El puertorriqueño se 'coló' en el concierto de Alejandro gracias a las pantallas del Baclaycard Center que puso de fondo el videoclip durante toda la canción. Una actuación que contó con unos coristas de lujo, unos niños africanos a los que Alejandro Sanz dedicó unas bonitas palabras: "Estoy agardecido después de tantos años volver a encontrarme esto aquí. También agradecido a toda la gente que hace posible que el coro Safari estuviese aquí, que esos niños si no fuese por la música no tendrían otra cosa...".
Lo más emocionante de la noche fue sin duda su interpretación al piano de ¿Lo Ves? Y sin que el público pudiera darse cuenta, en mitad de la canción se las ingenió para cambiarse con el pianista y volver a ponerse delante del micrófono para interpretar una versión preciosa del tema A que no me dejas.