Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Air France descarta relación alguna entre los sensores de velocidad y el accidente

El Director General de Air France ha anunciado que los nuevos sensores de velocidad con los que la aerolínea francesa Air France tiene previsto equipar a sus aviones a330 llegaron a la compañía tres días antes del accidente del vuelo de Air France 447 que se estrelló en el atlántico hace 10 días. Al parecer la compañía había detectado fallos en esos sensores en el pasado aunque nunca provocaron incidentes catastróficos y de momento se desconoce la causa de este siniestro.
El responsable de la aerolínea ha precisado que el pasado 27 de abril se decidió reemplazar los sensores de velocidad ante los fallos detectados en el pasado, "incidentes de carácter no catastrófico". En el accidente del pasado día 1, según ha indicado, "hubo un problema con la velocidad del avión", por lo que Air France decidió acelerar el proceso de recambio, para lo que se encargaron un centenar de sensores.
Los 35 aviones A330 y A340 de Air France, según la compañía, tendrán a finales de esta semana al menos dos de los nuevos sensores de velocidad, de los tres con los que está equipado el aparato.
Siguen las tareas de identificación
Los 41 cadáveres de los pasajeros del avión de Air France recuperados en el Atlántico están siendo trasladados ya a Recife. Aquí los expertos procederán a su identificación para lo que será imprescindible la colaboración de las familias.
Además de identificarlos se les practicará la autopsia cuyos resultados serán de gran valor a la hora de determinar las posibles causas del accidente del Airbus 330. En el océano, las tareas de búsqueda del resto de cadáveres se reanudarán este jueves. El miércoles tuvieron que ser suspendidas por al mal tiempo. Las autoridades brasileñas han asegurado a las familias que al menos hasta el día 19 se seguirá buscando cadáveres y restos del avión el mar.