Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aído apela a familiares y amigos de las víctimas de violencia de género que denuncien cualquier maltrato

Bibiana AidoReuters
La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha condenado el último caso de violencia de género, el asesinato de una mujer el fin de semana en la localidad de Salt (Girona) a manos presuntamente de su pareja, y ha pedido a familiares y amigos de las víctimas que denuncien los maltratos para que el sistema pueda protegerlas.
"Me gustaría expresar mi condena por el último crimen machista y trasladar toda mi solidaridad y cariño a los familiares de la víctima", ha dicho Aído en declaraciones a la prensa a la entrada de la reunión de ministros de Asuntos Sociales de la UE.
En lo que llevamos de año son ya 32 casos de muerte por violecia de género y la mayoría de ellas con un denominador común. "Ninguna o muy pocas habían presentado denuncia, ni ellas ni sus entornos", ha destacado la ministra de Igualdad.
"Por eso es tan importante pedir la implicación a los familiares, a los amigos, a los compañeros de trabajo. Creo que frente a la violencia de género todos tenemos una responsabilidad. Tenemos la responsabilidad de denunciar. Si ellas tienen miedo, si ellas no lo hacen, tiene que ser la sociedad en su conjunto la que lo haga", ha recordado Bibiana Aído.
"Efecto imitación"
El delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, cree que los agresores al ver un asesinato de violencia machista anterior, están más influenciados a la hora de cometer un crimen por el llamado efecto "imitación" y el de "paso a la acción".

Estos efectos han sido constatados por un estudio de la Universidad de Alicante, que asegura que las noticias de violencia de género referentes a muertes aumentan la posibilidad de un nuevo homicidio entre un 32 y 42 por ciento.
Lorente estima que es muy importante el tratamiento de la información por parte de los medios de comunicación, ya que hay elementos que facilitan que el futuro asesino considere que el objetivo cumplido por un agresor anterior coincide con el suyo.
En este sentido el delegado del Gobierno considera que mostrar "imágenes con detalles morbosos" o emitir testimonios de los vecinos con buenas palabras hacia el agresor no ayudan a la prevención de los asesinatos.